×

Contáctanos

  • Chat en vivo
  • Envíanos un email
Llámanos
  • USA
    +213.493.6558
  • México
    +52.55.3300.5177
  • Colombia
    +57.1638.6408
  • Guatemala
    502.6629.8650
  • España
    +34.91.255.8876
  • Argentina
    +54.1159.842574
  • Chile
    +(56)2257.09507
  • Brasil
    +55.11.2246.2778
Aidan Hiljeh

El Gigante en Silencio: La Relación de Facebook con El Navegador Do Not Track

Apr 05 2012, 10:55 AM by

La administración Obama presentó recientemente un proyecto de ley de privacidad de Derechos del Consumidor, una propuesta que tiene como objetivo proporcionar a los usuarios de Internet un mayor control de la información que comparten con las empresas en línea. Creado en parte por miembros de la Casa Blanca, Comisión Federal de Comercio y la Alianza de Publicidad Digital, el proyecto de ley tiene previsto aprovechar la función de navegador de No Rastrear llamado en ingles como Do Not Track entre otras herramientas para hacer cumplir las disposiciones incluidas.

Hablando de No Rastrear, la iniciativa ha conseguido el apoyo de las marcas más influyentes del Internet, incluyendo Google, Microsoft y Yahoo. Sin embargo, una potencia de Internet se ha hecho aún más evidente por su ausencia en la materia: nada menos que al poderoso Facebook.
El Caso del Gigante en Silencio
Facebook ha estado bastante silencioso en las discusiones de No Rastrear como en los últimos tiempos, lo cual es extraño teniendo en cuenta su influencia. Después de todo, es el hogar el destino en línea más popular en los Estados Unidos. Un informe de Experian Hitwise muestra que en el mes de Enero de 2012, 1 de cada 5 páginas web visitadas es en Facebook.com, y los usuarios estadounidenses gastaron un promedio de 20 minutos en el sitio por visita. Con todo, los datos de la empresa revelaron que Facebook representó el 9% del tráfico de Internet en los EE.UU. durante los primeros 28 días de Enero. Lanzando a los más de 800 millones de usuarios, y tiene un importante actor totalmente inmerso en el tema de rastreo o de lo que se podría pensar.

La comunidad de Internet está sentada con la respiración contenida, esperando por el gigante social, para que todos sepan donde se encuentra avanzando con la iniciativa de Do Not Track. No es que Mark Zuckerberg, y su banda se puedan ocultar, no con rivales como Google mirando su camino. En Febrero pasado, para ser exactos, fue cuando Google nos informó cómo Facebook está usando el botón Me Gusta para manipular un bug en Internet Explorer que permite la función de seguimiento de los usuarios. A pesar de que Google estaba siendo interrogado por sus propias actividades cuestionables, este fue capaz de desviar momentáneamente la atención en una dirección diferente, en concreto, en el camino de Facebook.

Mucho de lo que disgusto a Google, Facebook se sacudió esos reclamos con frialdad, tranquilidad y colectividad. La compañía admitió que estaba hecho con la falla de Internet Explorer misma que Google fue acusado de haber aprovechado. Eso fue lo último que oí de Facebook sobre el asunto, ya que desapareció de la escena en un abrir y cerrar de ojos. Su rápida eliminación sin duda dejó un mal sabor en la boca de sus rivales como Google, así como los espectadores generales de la comunidad de Internet.
No Hay Salida
Una vez más, la presión está en Facebook de dar un paso adelante y ser el líder, y esta vez puede que no haya manera de evitarlo o empujar este en un segundo plano. El Internacional de Privacidad grupo de la Electronic Frontier Foundation pidió recientemente a la empresa y pidió que se vuelvan más activos en los debates de No Rastrear. La organización dijo que quiere que la red social caiga en línea dando a los usuarios más control sobre cómo su información personal es recopilada.

Facebook volvió con una respuesta que expresó su voluntad de cooperar y participar en la creación de las normas de privacidad que protejan mejor a los usuarios, pero al mismo tiempo, no parece decir lo suficiente para satisfacer a los críticos. Christopher Calabrese, de la American Civil Liberties Union es uno de los que creen que, incluso después de la respuesta, la empresa tiene que bajarse de su caballo de alto nivel de imprecisión e involucrarse directamente en la iniciativa que afecta a las condiciones de vida de sus usuarios.

Bueno o malo? Debería Facebook seguir con el programa Do Not Track, o está el gigante social, asumiendo demasiada culpa?

Publicado en Redes Sociales, Eventos Actuales

Blogs Relacionados