×

Contáctanos

  • Envíanos un email
Llámanos
  • USA
    +213.493.6558
  • México
    +52.55.3300.5177
  • Colombia
    +57.1638.6408
  • Guatemala
    +502.2334.5706
  • España
    +34.91.255.8876
  • Argentina
    +54.1159.842574
  • Chile
    +(56)2257.09507
  • Brasil
    +55.11.2246.2778
Hal Licino

La Peculiaridad De La Legislación de Japón Con el Opt-In de Email Marketing

May 31 2011, 05:34 PM by

El terremoto de Japón de Marzo 2011, el tsunami, y el desastre nuclear han traído una avalancha de spam a las bandejas de entrada de todo el mundo, principalmente dirigido por los spammers criminales con la esperanza de desfalcar al público al pedir donaciones para los fondos de ayuda que no existen. Estos spammers han encontrado en Japón uno de los países más restrictivos en su legislación, lo cual afecta el comercio de email marketing también. En el 2009 el gobierno Japonés cambió su política de email marketing de un "opt-out" similar a la ley CAN-SPAM de los EE.UU. a una legislación "opt-in" que tiene más semejanza a las normas estrictas de la Unión Europea. Hay varios aspectos en la “Regulación de la Transmisión de Email Electrónico Especificado" la legislación que debe ser observada por todos los email marketers con los suscriptores Japoneses en sus listas:

Permiso Previo – La legislación está clara: El permiso completo de controlar y rastrear para recibir mensajes de email marketing deben ser recibidos antes de cualquier envío. A pesar de que existe una cláusula que indica que para las entidades sin fines de lucro que hagan públicas sus propias direcciones de marketing o que tienen una relación de negocios preexistente con el remitente puede recibir email comercial, todavía hay un requisito para un acto afirmativo antes de recibir. Por lo tanto esto no es una excepción de recibir una autorización opt-in de marketing en estos casos. Dado que la ley especifica que el marketer debe mantener registros para demostrar que el destinatario solicitó los emails, pero no especifica el término, parece prudente mantener el registro de permisos en perpetuidad.

Ley en Solicitudes Opt-Out – Esto es una vez más un caso donde el lenguaje de la legislación es claro cuando se trata de la violación pero más claro en el término. Todos los email marketers deben cumplir con cualquier demanda de anulación de suscripción, pero no se indica la rapidez con la que debe ocurrir la eliminación. Sin embargo, la legislación es precisa sobre el hecho que un email marketer nunca  debería enviar otro email a cualquier suscriptor Japonés que ha solicitado ser retirado de la lista.

Identificar La Información – Todas las misivas de email que se dirigen a Japón deben contener el nombre, título y dirección de email de la persona responsable del envío. Esta regulación varía de muchos otros países en que el título del individuo es obligatorio, de acuerdo con la preferencia Japonés de jerarquía de la organización y estructura.

Software & Falsificación – El uso de cualquier tipo de software para identificar las direcciones de email es prohibido al igual que cualquier falsificación de información sobre el remitente.

Penalties – Que se impongan multas contra los violadores de estas regulaciones de rango de hasta un año de prisión y 30 millones de yenes (EE.UU. $3.7 millones) por acontecimiento.

El Brazo Largo de la Ley Japonesa – Cualquier email marketer que piensa que el Japón está tan lejos que no hay por qué temer represalias debe pensarlo de nuevo. El artículo 30 de la legislación establece claramente que "El Ministro puede proporcionar, a las autoridades de otros países que ejecuten las leyes de otros países que corresponden a esta Ley, la información que él o ella considera que contribuirá a la ejecución de sus funciones." Desde Estados Unidos es uno de los países que no "corresponden" con la legislación Japonesa, el enjuiciamiento penal por la transgresión de email marketing en Japón se pueden poner en los tribunales estadounidenses. Por otra parte, el artículo 28 establece que los investigadores se reservan el derecho a "entrar en la oficina del remitente" para "inspeccionar los artículos, incluyendo registro de libros y documentos." Con la naturaleza correspondiente de los Estados Unidos a Japón, sin duda corresponde a las definiciones de reciprocidad que el gobierno Japonés se pedirá a las autoridades estadounidenses para llevar a cabo eficazmente un allanamiento en las instalaciones de cualquier profesional de email marketing sospechosos de violar la ley de Japón contra el spam.

Email marketers deben tener en cuenta que esta legislación está dirigida específicamente contra los spammers criminales pero hay varios aspectos de la ley que posiblemente podría tropezar plenamente con los remitentes legítimos. Una violación tan aparentemente inocua como el uso de un alias en un email o en su defecto para entrar en el título propiamente corporativo de la persona identificada en el email podría desencadenar consecuencias muy graves. Cualquier marketing de marca a incluso una dirección de email Japonés debería ser claramente conscientes de la legislación del país para no caer en un mundo de problemas legales en la Tierra de donde Nace el Sol.

 

Publicado en Sugerencias & Recursos, Capacidad de Entrega, Noticias de Email Marketing

Blogs Relacionados