×

Contáctanos

  • Chat en vivo
  • Envíanos un email
Llámanos
  • USA
    +213.493.6558
  • México
    +52.55.3300.5177
  • Colombia
    +57.1638.6408
  • Guatemala
    502.6629.8650
  • España
    +34.91.255.8876
  • Argentina
    +54.1159.842574
  • Chile
    +(56)2257.09507
  • Brasil
    +55.11.2246.2778

Métricas

Email Marketing para Bodegas de Vino de Benchmark

Nuestra encuesta reveló que nueve de cada diez vinícolas ni siquiera eran conscientes de su tasa de porcentaje de clics, y dos de cada tres no le dan seguimiento a sus tasas de apertura. El envío de campañas de email sin el seguimiento de medidas críticas de email es un error fundamental, ya que las bodegas de vino usan una amplia gama de factores que pueden ser utilizados para mejorar las conversiones y ventas.
Tasas de Apertura
Una tasa de apertura es esencialmente la diferencia entre los emails que se leen y los que son ignorados y tirados a la basura. Pruebe  una campaña con otra y dele seguimiento a esta medida crítica ya que puede proporcionarle información muy valiosa sobre la mejora de la eficacia de su email marketing.
Porcentajes de Clics
Una vez que un email se abre, el efecto deseado es llevar a cabo un clic en un enlace que conduce a la página de destino. El principio básico del email marketing es conseguir que sus clientes potenciales se conviertan en sus clientes, por lo que analizar qué porcentaje de sus emails se convierten en viajes a su sitio web es también crítico.
Tasas de Conversión
Contrariamente a la creencia popular en la industria de las bodegas de vino, no toda conversión es igual a que una botella de vino salga del muelle de envío. Si un cliente rellena un formulario de contacto, una encuesta en línea, una remisión, o cualquier otra acción que se considere valiosa para sus esfuerzos de ventas, eso cuenta como un punto de conversión positiva.
Tome la Visión a Largo Plazo
Mediciones individuales de campañas sólo cuentan una parte de la historia, especialmente en una industria fuertemente estacional y cíclica como el vino. Revisar su métrica, al menos cada año o dos puede ayudar a identificar las maneras para hacer énfasis en lo más alto y aplanar los puntos más bajos.