No solamente Halloween se trata de terror. De hecho para muchos email marketers lo es, sus campañas de email semanales las enfrentan con el mismo terror y miedo que el 31 de Octubre. Tomemos por ejemplo estos 5 miedos que aterrorizan a un promedio de los negocios. Sin embargo, cada uno de estos temores puede quedar disuelto al exponerse por si solo. Mientras más se exponga al email marketing, menos corre el riesgo de tener pesadillas.

#1 Miedo a La Creatividad

Ya sea que tenga miedo, (1) no tenga creatividad, (2) no quiere lidiar con el equipo de creatividad o (3)ni siquiera sabe que las campañas tienen que ser creativas. Los primeros dos miedos se pueden enfrentar fácilmente: simplemente contrate u equipo o contacte sus servicios. Incluso hasta el mejor escritor puede derribar este miedo.

El tercer miedo aquí es reconocer que las campañas de email deben ser creativas, al igual que cualquier otro mensaje en el medio digital. Además de su plantilla, su mensaje debe ser realizado correctamente. Tome estos 3 ejemplos…

  1. La cadena de tiendas Sodimac Sur Americana, convirtió un problema en una solución creativa.
  2. Shopify tiene las 7 características más ingeniosas de campañas de email en comercio electrónico.
  3. Probablemente el mejor artículo con claros ejemplos ingeniosos de email marketing.

Muchas veces, ser creativo significa que debe exponer ideas creativas. Mientras más explora la creatividad en la comunicación de medios, incluyendo email marketing, más expuesto estará a tener una gran inspiración.

#2 Miedo al IT

Si no hubieran hombres personificados en esta tierra, probablemente serían los expertos en Tecnología Informática (el IT). Las personas de IT son conocidos por ser inalcanzables e incomunicables. Esta probablemente es la razón temerosa por la que los IT mantienen algunos negocios lejos de una campaña de email perfecta. Usted necesitará a un experto IT para (1) analíticas, (a menos que tenga un grandioso panel de informes construido) o (2) en la creación de una plantilla personalizada, (a menos que su plataforma de email también tenga excelentes plantillas de email).

#3 Miedo a Problemas Legales

Tal y como ClickZ lo menciona en este punto del artículo llamado “Los 10 Miedos de los Email Marketers).”

““Lidiar en esta área puede llevar a cualquiera a pegar de gritos en la noche. Usted tiene que ser consciente en las políticas de privacidad de su empresa, al igual que en todos los requerimientos legales en los programas basados en permiso. Es indispensable que usted cumpla con las políticas que declaró a sus clientes.”

#4 Miedo a No Ser Visto

Inicialmente, los marketers se preocupan cuando están inundados de emails que reciben de las personas diariamente, haciendo que su campaña sea inútil. Ahora están preocupados porque la mayoría de los servidores de email tienen filtros y que eso es muy probable a que no sean vistos del todo. Sin embargo, los filtros son algo bueno. Consideremos que los filtros son un regalo porque esto le da a los clientes una forma para estar seguro que será visto entre la multitud de otros emails que se acumulan en la bandeja de entrada todos los días.

Filtros fueron puestos para que los marketers tengan una responsabilidad en asegurarse que sus líneas de asunto sean mucho mejor y para que el contenido sea exquisitamente construido y de marca. Mientras los filtros definitivamente es algo bueno, esto también significa que los folders de actualización/promoción serán escaneados por 5 o 10 segundos antes de que el cliente continúe. Usted debe asegurarse que será visto en esa pequeña ventana del tiempo.

#5 Miedo a Iniciar

Descubrir como debe iniciar es el trabajo de los administradores de marketing. Si usted no tiene uno, ahora puede ser el momento de contratar uno. Un buen administrador de marketing lo mantendrá alejado de decir: “¿Cómo puedo…?

Si usted no tiene el recurso para contratar un profesional, usted puede tomar ventaja de su plataforma de email marketing aquí en Benchmark. Nosotros hemos pensado en todo eso y contamos con ello en una manera simple y clara para que nunca tenga que preguntarse “¿Cómo puedo…?”