Me fui a mi hora de almuerzo ayer con los planes sobre mis ideas de lo que iba a escribir para Benchmark esta semana. En cuanto encendí mi auto, escuché llorar a Marcellus Wiley en ESPN Radio.
La noticia que dieron era que el gran Junior Seau de San Diego Chargers había sido encontrado muerto en un aparente suicidio. Yo no conocí a Seau, nunca lo conocí tampoco a Wiley. Ni siquiera soy fan de los Chargers. Cualquier historia que se involucra con el suicidio es una píldora difícil de tragar. Sin embargo, yo estaba muy pendiente por esta historia. Por una parte esto estaba conmoviendo a Wiley en el proceso de dar las noticias al aire. Por otra parte me sentía como un idiota por sentirme tan decaído por la pérdida de Bulls Derrick Rose. De todos modos, fue difícil volver y sentarme en mi computadora y empezar a dar consejos de marketing. Lo que realmente tenía ganas era de hacer una llamada a todas las personas que me importan y contarles. En momentos como estos, yo me dirijo a escuchar música para sentirme aliviado. Aquí está el Top 5 de las canciones que se convierten en ese alivio con el fin de levantar el ánimo. Negocios o la vida, todo el mundo puede usarlo de vez en cuando.

1) “Soulshine” por Gov’t Mule

Esta es una explicación bastante clara. Para mí, inicia en el momento de la primera nota de la guitarra que viene después del intro del órgano.

2) “Hard to Handle” por The Black Crowes

Personalmente, no hay mucho que cantar en esta canción pero toca lo más profundo del sentimiento.

3) “Baby You’re a Rich Man” por The Beatles

Esta canción es típica de los Beatles. Es una parte algo tonta, una parte grandiosa y es completamente divertida.

4) “Loving Cup” por The Rolling Stones

Mi canción favorita de uno de mis cinco discos favoritos de todos los tiempos. Mis padres me llevaron a ver a los Rolling Stones cuando yo estaba en la secundaria y ellos tocaron. También es mi portada favorita de mi banda favorita en vivo, Phish.

5) “Move On Up” por Curtis Mayfield

Es una combinación de riff con las trompetas sondando y la voz de Curtis. Qué maravilla.