Hacer Email Marketing, consiste en trabajar directamente con estímulos al consumidor y es toda una batalla no acosar a los lectores con emails innecesarios, ¿pero en qué momento nuestros emails se vuelven uno más del montón?.

El Email Marketing es ya una herramienta adictiva y muy bien soportada que puede dar excelentes resultados si sabemos usarla, hacer emails que ejerzan influencia sobre el consumidor, no consiste únicamente en la plataforma que usas, o el diseño responsive, si no también de un adecuado uso de ciertos factores psicológicos que por muchos años han sido usados por grandes mercadólogos para favorecer las ventas y quedarse en el gusto de las personas.

El mundo está lleno de estímulos que nos afectan directamente

Según investigadores un consumidor promedio está expuesto a 250 anuncios de diferentes clases (inbound y outbound) al día, pero solo percibe entre 11 y 20 de todos esos anuncios, esto se debe a que el mismo consumidor realiza una exposición selectiva para decidir que anuncios se quedarán en su memoria y cuales no, esto lo hará el cerebro de forma voluntaria e involuntaria. Si el consumidor se siente familiarizado con el anuncio, interesado en el texto, o precio, o tiene necesidad del mismo, hará una selección voluntaria de quedarse con la idea o incluso comprar el producto, si el consumidor fue atraído por los colores, contraste, tamaño o intensidad del mismo anuncio, la selección será involuntaria.

Como ejemplo, los fabricantes de alimentos asocian el color con sus productos para crear selecciones involuntarias en los consumidores, las sopas Campbell usan el rojo como sinónimo de comer en abundancia, indica que estos alimentos satisfacen el hambre, si hay un consumidor que desea comer algo sano, involuntariamente buscará algo verde, y hay alimentos que usan colores como el negro, morado o dorado para indicar que sus ingredientes son de clase superior. Estas empresas hacen uso de estos detalles para influir en su público meta y sobresalir del “montón”.

Si ya haces Email Marketing debes reconocer los mejores atributos de tu producto o servicio y  tener identificado tu mercado meta, si quieres saber más de tus ventajas competitivas te recomiendo leas este artículo “¿Tus clientes conocen cuáles son tus ventajas competitivas?” y luego elabores las señales que emitirá tu email para atraer a tus clientes.

Cuidado con las ofertas y las reducciones de costo

Si tu negocio es de caramelos, de pronto puedes cambiar el empaque por algo brillante o colores metálicos y llamativos, y los consumidores estarán encantados incluso de pagar un poco más por tener un caramelo que promete ser algo mejor, pero si tu negocio es de vinos, no puedes poner una etiqueta brillante o metálica, en este caso el uso de papel mate y colores neutros es tu mejor opción, ya que un vino con una etiqueta glossy denota falta de calidad, así como los colores y las etiquetas, el precio también es una señal de calidad, un ejemplo de ello, fue Gibson Guitar Corporation quienes redujeron sus precios para competir con otras marcas del mercado, lo increíble sucedió, sus ventas en vez de aumentar, disminuyeron, ya que sus clientes consideraban que el precio era sinónimo de mayor calidad.

Otro punto importante, es como colocas las ofertas en tu email, una investigación descubrió que los consumidores no ven más allá del segundo dígito, es decir, si tu competencia tiene un costo de 9.99 y tu haces una oferta de 9.92, lo único que verán los consumidores es 9.9, asegúrate entonces de que ese segundo dígito haga la diferencia en tu oferta.

Motive a sus lectores a tomar acción

Supongamos que estás en casa y tienes mucha hambre, y no hay nada en la nevera, revisas el móvil y ves un email de hamburguesas, pero lo que observas en ese email son sketches de hamburguesas en colores planos, abres un email de pizza, en cual ves la imagen de una pizza real, humeante y con delicioso queso derretido, ¿Por cuál te decidirías?.

Un motivo es la fuerza que te impulsará a tomar una decisión según tus necesidades propias del momento, es importante tomar en cuenta que dependiendo del nicho de nuestro producto o servicio, será el tipo de imágenes, colores, frases entre otros que usaremos para publicitar, opta siempre por lo que favorezca y motive a tus clientes, no por la moda o algún gusto en particular, no vas a promocionar un bebida energética en la tundra, por dar un ejemplo.

El ser humano tiene necesidades diversas, un método que las clasifica es la pirámide de necesidades de Maslow (vea imagen del blog), que puedes aprovechar de forma óptima en tu publicidad, revisa en que parte de la pirámide se encuentra tu servicio o producto y a partir de eso busca las mejores opciones para hacer de tu email una poderosa arma motivacional y así podrás ver resultados diferentes y obtener una publicidad efectiva.