Trabajadores remotos, se que han tenido que enfrentar esto. Acabando de terminar el almuerzo. Se sienta enfrente de su computadora. Tal vez puede que sea el ruido de la lavadora de platos o los pájaros cantando afuera, pero sus párpados se ponen pesados sintiendo la imperiosa necesidad de dirigirse a su sofá y tener un acogedor sueño y profundo.

Incluso los trabajadores de oficina enfrentan  los momentos de sueño que baja por la tarde, pero para los teletrabajadores es muy  difícil no caer en la tentación. El problema no está en tomar una siesta corta, sino es la tentación poderosa de sumergirse entre las sabanas, y perder horas y horas de productividad. Y ciertamente no ayuda el tener un sofá, cama o sillón cerca.

En lugar de parar y quedarse atrasado en su trabajo, aquí hay algunas maneras saludables y naturales para mantenerse despierto cuando está fuera de la oficina y trabaja en casa:

1. Beba mucha agua

El agua hace más que calmar la sed, rehidrata los tejidos del cerebro. Según un estudio reciente, las personas que bebieron agua con una comida tenían mejor agudeza mental y eran capaces de pensar 15 por ciento más rápido que los que no habían bebido H2O.

2. Manténgase con una temperatura fría

Al igual que una cama caliente en la mañana en un día de lluvia, el calor es como el crack para las personas que les gusta dormir la siesta. Si usted desea permanecer firme, el aire frío será su aliado. El aire frío no solo hace que la piel se incomode, sino obliga al cuerpo a generar calor.  Encienda el aire acondicionado, abra una ventana, o ponga una bolsa de hielo en su cuello. Lo que le funcione.

3. Juegue un videojuego 10 minutos

Si a usted no le gustan los videojuegos, esto no es una opción. Sin embargo, incluso si es un jugador casual, esto le llevará a distraerse un poco. Tome un control o un ratón y empiece un juego corto cronometrado. La sensibilidad que le provocará el armar un rompecabezas o la imaginaria amenaza de recibir un disparo en la espalda será suficiente para elevar sus niveles de energía y por consiguiente hará que la sangre fluya.

4. Coma frutas, no dulces

En mi mente, hay dos tipos de azúcar – toda la dulzura natural que se obtiene de la fruta, y la blanca materia del procesado que se encuentra en todo, desde galletas hasta la sopa de tomate. No lleve a las alturas su nivel de glucosa comiendo azúcar refinada, por el contrario coma naranjas, uvas o manzanas. De esta manera usted obtendrá el beneficio de la fibra, teniendo la energía de algo dulce y natural.

Realmente no se sabe cuántas cosas usted puede hacer para mantenerse despierto durante el día, pero no todas ellas  son saludables o eficaces. Estos consejos son los que me funcionan a mí cada vez que el sueño me ataca, a ver si le ayudan a usted también.

El equipo de email marketing en Benchmark, nos encantaría que nos compartiera las maneras que usted utiliza para que no caiga en ese sueño que hace cabecear por la tarde.