Hay grandes cantidades  de buenos consejos sobre el e-mail marketing en la web, pero puede ser difícil y requiere mucho tiempo filtrar  toda esa información.  Este es particularmente el caso del marketing  del principiante o empresarios que inician su labor con el marketing, ya sea con muy poco apoyo o conocimiento práctico de cómo avanzar.  Esto es para ti: una hoja de ruta personalizada sobre lo que necesitas saber para hacer despegar tu email marketing.

Envía un mensaje de bienvenida

Siempre es inteligente recordar a la gente por qué están en tu lista y asegurarles que las cosas buenas se encuentran en tu almacén.  Puedes incluso enviar a nuevos suscriptores una oferta especial o contenido exclusivo, como su manera de darles las gracias por su lealtad. [Forbes]

Conoce tus reglas de spam

Una gran cantidad de personas inocentes envían correo no deseado porque no conocen algo mejor.  Lee sobre la ley de CAN-SPAM para evitar cualquier problema.  En pocas palabras, se te permite enviar correo electrónico masivo sólo a las personas que pidieron específicamente estar estar en tu lista de correo.  Si usted escogió direcciones de correo electrónico que era para ofrecer un regalo, un almuerzo o una invitación a un evento, entonces no tienes permiso para enviar mensajes de e-mail marketing a menos que fueras  claro al momento que tus suscriptores se registraron. Incluye un enlace para anular en todos los correos electrónicos la suscripción, y no te olvides de recordar a los suscriptores cómo llegaron a tu lista en primer lugar. [Forbes]

Hazlo Escaneable 

Tus suscriptores son personas muy ocupadas que reciben una gran cantidad de correo electrónico, así que es seguro asumir que no tienes toda su atención. En lugar de enviar mucha información, fracciona tu contenido en párrafos cortos.  Incluye subtítulos e imágenes para guiar a los lectores a través de tu correo electrónico y haz más fácil el escaneo, añadiendo un resumen  en la parte superior de tu boletín de noticias para contar a los suscriptores lo que hay en la tienda.  Si vas a enviar un artículo largo, considera la inserción de un enlace con el enunciado “leer más” para que la gente pueda llegar al resto de la información cuando sea conveniente para ellos.  Tu línea de asunto debe ir al punto y fácil de digerir.  Puede ser que incluso desees hacer pruebas a/b con tus líneas de asunto para ver cuáles funcionan mejor. [Forbes]

Conviértete en una marca, no sólo en un negocio.

Has construido una base de seguidores  fuerte, un público comprometido, y la demanda, incluso el incremento de más solicitudes.  Tus estrategias de correo electrónico y tácticas te han llevado hasta aquí.  Ahora es el momento de fortalecer todos estos componentes para ayudarle a convertirse en una marca favorita, no sólo en un negocio. Asegúrate de que haya la máxima coherencia para que tus usuarios puedan experimentar. Además no olvides utilizar el mismo logotipo y la combinación de colores, ¿qué hay de su tono, la fuente y el estilo de escritura?  Convertirse en una marca significa que estás proporcionando soluciones consistentes y experiencias basadas en los deseos y necesidades de tus clientes, independientemente de la plataforma.  Esto también puede significar que has evolucionado más allá de tus cuentas de Facebook y Twitter.  No todas las marcas necesitan siete redes sociales, pero sí necesitan interacciones relevantes donde tus clientes se encuentren.  Digamos que tus imágenes están dando un fuerte porcentaje de clics en los correos electrónicos.  Considera crear una infografía para tu cuenta en Pinterest. O, si los clientes no tienen un patrón de consumo regular de tu contenido y se comprometen con tus vídeos de YouTube, piense en lanzar una sesión de periscope Q & A (por supuesto, promovido a través del correo electrónico) en torno a un nuevo lanzamiento de un producto o simplemente para dar tres consejos que consideres relevantes para compartir. [The Huffington Post]

Otros consejos incluyen lo que es fácil para que la gente pueda suscribirse  haciéndoles saber lo que pueden esperar en el momento de la suscripción.  También debes pensar en el móvil: es más fácil para los usuarios móviles inscribirse a tus campañas de correo electrónico y acceder a tus campañas a medida que se publican.  Y por último pero no menos importante, es la mensajería: ¿tienes el arnés correcto para enganchar la campaña con la oportunidad para la mensajería?