Ni una sola persona en tu audiencia quiere ser lanzada a un abismo de información. Todos queremos ser vistos y entendidos como individuos,  mientras los marketeros necesitan ver a la gente en términos de datos segmentados. Lo mejor de ambos puede ser logrado creando audiencia de personas. Éstas no te ayudan a saber que a María le gustan dos cubitos de azúcar morena en su café sin leche de cada día; las ‘Personas Audiencia’ te harán conocer que María toma su café a las 10 de la mañana y no a las 8 o 9.

La pregunta que te deberías hacer ahora es ¿por qué María espera hasta tan tarde para un descanso?, aquí es donde entra la audiencia de personas.

María trabaja desde casa y es madre soltera de un hijo hiperactivo de 5 años. También es una leal consumidora de tu marca. Estos dos factores se encuentran a continuación:

Nuestra ocupada mamá, que trabaja desde casa se levanta en la mañana para revisar sus emails antes de que aliste a su pequeño para la escuela. Este no es el mejor momento para que le envíes una campaña de correo, aunque los expertos de la industria te digan que es lo primero que debes hacer.

Revisar los email antes de correr a la escuela es sólo eso, revisar por información más importante. Una vez que ella deja a su hijo en la escuela, regresa a su escritorio para finalmente tomar una taza de café. Tu trabajo es esperar para apretar el botón ‘enviar’. En este momento, María debe terminar algunas de sus tareas entre las 3 y 5 horas que tiene antes de que su hijo regrese. Su enfoque primordial en ese tiempo, es su trabajo.

Después María va por su hijo y lo atiende. Quizá es tiempo para comer o tomar un snack. Luego ella intentará hacer un poco más de trabajo, pero eso no pasará porque se distrae por las necesidades de su hiperactivo y juguetón hijo de 5 años. Mientras tanto tu te acercas a para poder darle clic a ese botón de ‘Enviar’.

Las próximas horas serán un estira y afloja entre intentar tener sus cosas listas y ser madre. Completamente agotada alrededor de las 8 de la noche, ella finalmente ha cansado a su pequeño y busca tomar su primer descanso verdadero. Ella ahora está tomando una taza de té y un panecillo e invirtiendo tiempo en ella.

Ahora puedes presionar ENVIAR

En este momento, María está exhausta. Ella está tomando un muy merecido y necesitado descanso antes de volver (o no) a resolver algunas tareas pendientes. Este es el tiempo que ella invertirá en sí misma. Si va a hacer una compra, es para recompensarse, lo hará porque, a) ella siente que se lo ha ganado y b), ella sabe que tiene un tiempo ininterrumpido para ella. Sin embargo, si tu mamá fue una mamá que se quedaba en casa, la campaña de email que enviarás deberá ser alrededor de las 9 de la mañana, justo después de haber dejado a los hijos en la escuela. Si tu consumidor es mamá de un niño más pequeño, entonces espera hasta la hora de la siesta, a eso de la 1 o 2 p.m.

Las audiencia de personas es la clave para el entendimiento de la psicología que conduce su comportamiento. Entender este comportamiento significa que estarás trabajando en sintonía con el estilo de vida de tu consumidor, en vez de ir contra corriente.

Es una estrategia mucho más efectiva enviar campañas de email a diferentes horas basadas en quién es tu audiencia meta. Así mismo, el contenido de la campaña deberá cambiar. Un ejemplo, quizá envíes a dos mujeres la misma campaña de email al mismo tiempo, a eso de las 7 u 8 de la noche. Esta es generalmente la hora en que las mujeres se relajan, pero tu meta de cada campaña tendrá diferencias. Para la mamá es sobre no sentir que falla. Para la mujer soltera, es sobre sentirse exitosa. Tus imágenes deberán reflejar esos dos matices, aún si estás enviando la misma campaña.

Ahora, si se lo estás enviando a un papá, las 8 de la noche es el peor momento para enviar, porque sus tareas con la familia han iniciado. El mejor momento para enviarle cualquier cosa es durante el almuerzo o las horas de gimnasio, ahí tiene oportunidad de revisar de manera ininterrumpida.

El mismo tipo de adaptaciones son necesarias si estás abasteciendo una PyME o una start-up, o incluso a empresarios exitosos. Ambos grupos de personas están en una etapa de sus vidas donde están increíblemente ocupados con altas demandas de su atención. Si vas a enviarles algo, asegúrate de que sea corto y ameno, con envíos consistentes y en tiempo.