Tal vez enviaste una campaña de email marketing recientemente, revisaste tus informes y tuviste una reacción inesperada.

¡No! No puede ser. !Esa tasa de apertura de correos no puede ser correcta! Permítanme actualizar la página para ver si cambia.

Es cierto. La tasa de apertura puede ser la causa de tus pesadillas, la que ocasiona que despiertes en medio de la noche con sudor frío en la frente. Entonces, ¿qué hacer para arreglarlo?

Limpia tu lista

Tal vez tu tasa de apertura es baja debido a un gran número de suscriptores inactivos. Para que esto no suceda, es importante mantener una buena “higiene” en tus listas. Lo primero que deberás hacer es mirar quiénes no han abierto tus últimas campañas. Puedes eliminarlos de forma definitiva o antes intentar una última campaña para ver si se pueden traer algunos suscriptores inactivos de nuevo al juego.

Trabaja tus líneas de asunto

La línea de asunto es el primer paso en la puerta de la bandeja de entrada de tus suscriptores. Además, es la primera impresión que da cada una de tus campañas y la mejor oportunidad para atraer a los suscriptores para que las abran. Recuerda, la línea de asunto debe mostrarles el valor de la campaña y lo más importante; ¡no es acerca de ti! Si estás escribiendo líneas de asunto que satisfacen tus necesidades, esa puede ser exactamente la causa de tus tasas de apertura de pesadilla. Redacta tus líneas de acuerdo al suscriptor y asegúrate de que tus campañas cumplan con la promesa de las líneas de asunto.

Personaliza el nombre de envío

A la gente no le gusta sentir que está siendo perseguida por la mercadotecnia y a veces, el puro envío de tu marca ocasiona exactamente eso. Trata de usar el nombre de tu CEO, tu gerente de email marketing o un administrador de cuentas con el que tus suscriptores puedan tener cierta familiaridad. Es más, puedes combinar dos opciones. Por ejemplo, si recibieras un correo electrónico de mi parte, se mostraría “Andy de Benchmark Email”.

Realiza pruebas A/B

Suficiente con los juegos de adivinanzas. Las pruebas A/B son una de las opciones más efectivas que puedes efectuar con tus campañas de email marketing. Éstas te pueden indicar las posibles reacciones que tus suscriptores tendrán ante tus campañas. Puedes probar varias opciones de líneas de asunto (así como de nombres), una contra otra, para ver cuáles tendrían la posibilidad más alta de ser abiertas. Las pruebas A/B se enviarán a una pequeña porción de un porcentaje de tu lista y en consecuencia, se enviará el correo electrónico ganador al resto de su lista.