La mayoría de las campañas de email marketing son están diseñadas para hacer que el lector haga clic sobre el enlace y sea dirigido a tu página. Pero, ¿qué hacer si no estás recibiendo ninguna visita desde tu campaña de email marketing? La respuestas es sorprendentemente simple.

Listas Numeradas – La gente no tiene el tiempo que esperamos que tengan, así que mientras más sencillo lo hagas para ellos, mayor probabilidad hay de que lean lo que tienes que decirles. No importa la industria en la que estés, el contenido en listas numeradas es la clave. Seguramente hayas visto publicaciones similares antes: “5 formas de ser más atractivo” o “10 maneras de terminar el verano con pareja.”

Si vas a ir por este camino, te comparto dos consejos. Primero, usa una imagen para cada número de la lista. Segundo, haz que cada número aparezca en negrita, especialmente si tratas de agregar texto debajo de cada punto. Esto permitirá a los lectores escanear el contenido al pasar entre los encabezados y asociarlos con las imágenes para formarse una idea general. Para ello, haz sencillo la forma de navegar por tu contenido.

Doble Respaldo – Algunas veces no sólo se trata de poner links en el email; el lector no puede pinchar en tus enlaces  si no ha abierto el correo. Pueden existir infinidad de razones de por qué un lector no abre tu email, y en la mayoría de los casos, especialmente cuando tienen Gmail, es muy probable que tu email se haya perdido entre los demás correos de la bandeja de entrada. Si ese es el caso, vuelve a enviarlo. De hecho, reenvía todas las campañas que no hayan sido abiertas. Si aun así no funciona, valdría la pena realizar algunas pruebas A/B en el reenvío y cambiar algunas cosas como el título del correo. También puedes cambiar el número de veces que la campaña es enviada.

La regla aquí es: no te rindas. Sigue intentándolo y cambiando la estrategia de tus campañas.

Jugar con el tiempo de entregas – Haciendo referencia al último punto, los tiempos de entrega juegan un gran papel fundamental en cuanto a tasas de apertura y de conversión se refiere. No hay ninguna ecuación mágica aquí. Necesitas mirar tu lista de suscriptores y reunir algunos datos necesarios. Pregúntate, ¿qué estoy tratando de conseguir?” ¿Estás tratando de educar, de vender o de estimular el interés de tus clientes? Cada uno requiere de un cierto tiempo para actuar. Por ejemplo, si quieres que la gente compre, entonces enviar una campaña a primera hora de la mañana no es una buena opción ya que es cuando la gente apenas está entrando a sus oficinas y comenzando su día. Para llegar a mujeres, la hora del almuerzo es la más eficaz  para las ventas de e-commerce. Para madres y estudiantes, por la tarde es el mejor momento.

También puedes tener una idea de patrones de venta al mirar el historial de compras y observar en qué horarios se encuentran tus picos de ventas más altos y en cuáles casi no hay movimiento. Si tienes suficiente información sobre tus consumidores, puedes comprobar qué tipo de consumidores han hecho compras y en qué horarios.