Pruebas como la A/B pueden ser invaluables para los marketeros del email. Las pruebas A/B en un término general se refieren a los elementos que  estás probando en tu email para ver cuál funciona mejor. Estos son algunos ejemplos de elementos que puedes probar antes de enviar tu campaña de email:

  • Asunto del email
  • Hora de envío
  • Pruebas de la Bandeja de Entrada

Asunto

Los títulos del email son muy importantes. No sólo en términos de filtros de SPAM, sino también por el hecho de ser la descripción del tema sobre el que trata el email y que logra que el suscriptor abra el correo. Lograr un título perfecto puede ser difícil. Al hacer pruebas A/B podrás ver las diferencias entre tus distintas ideas y automáticamente la opción más popular será enviada a la mayor parte de tu lista, obteniendo de esta forma tasas de aperturas óptimas.

¿Abrirías un correo que lleve por título “Actualizaciones Mensuales de Benchmark” o abrirías el que diga “Nueva característica para notas de Benchmark”?

Hora de envío

Una pregunta que comúnmente nos hacen es ¿cuándo envío mi email? Esto depende mucho de tus contactos y sus preferencias. Una información útil para saber eso sería conocer cuál es su ocupación y la ubicación de su compañía. Dependiendo del contenido de tu email,

Es aconsejable enviar los emails a primera hora de la mañana mientras las personas comprueban sus correos relacionados con el trabajo, aunque la hora depende del contenido del email. Si envías catálogos, quizás sea mejor hacerlo durante la hora del almuerzo o por la tarde para que los suscriptores puedan echar un vistazo rápido a las ofertas para que realicen compras express.

Debido a que encontrar la hora perfecta de envío depende del tipo de email y su contenido, haz pruebas con envíos a diferentes horas e incluso diferentes días de la semana. Es importante que tomes nota antes de que comiences a hacer pruebas de forma salvaje. Las mejores prácticas dictan que si prometes enviar diaria, semanal o anualmente emails, deberás mantenerte leal a ese régimen. Pero encontrar la hora o día perfectos no debe interferir con esa promesa.

Pruebas de la Bandeja de Entrada

Esta es una prueba realizada muy comúnmente. Algunos de nosotros somos conscientes de que existen diferentes softwares y navegadores de Internet para ver emails, los cuales alteran la forma con que los correos son presentados a los suscriptores. Esta circunstancia causa problemas algunas veces, especialmente cuando se trabaja con Microsoft Outlook, que utiliza el motor de procesamiento de Word para descifrar el email.

Es muy importante que inviertas tiempo para comprobar cómo se verán tus emails en, al menos, los servicios más comunes:

  • Gmail
  • Yahoo
  • AOL
  • Hotmail
  • Outlook

Estos son los servicios de email públicos más usados. Tenerlos en cuenta a  cada uno de ellos te ayudará, al menos, a cubrir los dominios públicos. Otro método para comprobar cómo se verán los emails es con la herramienta de revisión de Bandejas de Entrada de Benchmark. Esta herramienta le permite al usuario comprobar el email en cualquier sistema operativo, navegador y servicio. Los usuarios también pueden comprobar el email en formato de prueba.

El tema que subyace a estas pruebas se refiere a cómo nosotros como remitentes podemos tener un mayor enganche o visibilidad con nuestros clientes. Al menos hay un punto en el día en el que sabemos que están despiertos y recibiendo nuestro email. Por último, debemos asegurarnos de que el email sea visto correctamente por los suscriptores, sin importar qué bandeja de entrada utilice. Es imposible comprobar y garantizar todos nuestros emails, pero en definitiva, daremos nuestra mejor versión.