×

Contáctanos

  • Chat en vivo
  • Envíanos un email
Llámanos
  • USA
    +213.493.6558
  • México
    +52.55.3300.5177
  • Colombia
    +57.1638.6408
  • Guatemala
    502.6629.8650
  • España
    +34.91.255.8876
  • Argentina
    +54.1159.842574
  • Chile
    +(56)2257.09507
  • Brasil
    +55.11.2246.2778

Las Reglas de David Ogilvy Para el éxito en el Email Marketing

Feb 23 2010, 06:32 PM

Aunque David Ogilvy, es un genio de "Mad Man", co-fundador de la agencia de publicidad Ogilvy & Mather, no vivió para ver el día del email marketing universal, se propuso una serie de normas en sus libros de los años cincuenta y sesenta, que son sólo aplicables a la comercialización del email moderno como lo fueron la colocación de un anuncio de página completa en la vida o un comercial de 60 segundos en el Show de Ed Sullivan.

Ogilvy dijo que odiaba las "reglas", pero sus libros establecían normas para la publicidad adecuada que siguen siendo algo equivalente a las Tablas de Piedra de Madison Avenue. "A veces me atacaron por imponer" reglas”. Nada más lejos de la verdad. Odio las normas. Todo lo que hago es informar sobre cómo los consumidores reaccionan a diferentes estímulos." La investigación demuestra lo que golpea un acorde con sus clientes y lo que no, así que vale la pena hacer la investigación y, a continuación lo más importante la estructura de sus esfuerzos para que se ajusten los resultados de la investigación.
Ser Creativo es bueno, pero Ser Efectivo es mejor
"No considero la publicidad como un entretenimiento o una forma de arte sino como un medio de información. Cuando escribo un anuncio, no quiero que me diga que le resulta  "creativo”. Quiero que les resulte tan interesante que usted compre el producto. “Nunca se debe dejar que la esencia de su mensaje se salga de su objetivo que es un llamado a la acción. Aunque la comercialización del email puede ser de carácter informativo y educativo, la conclusión es que se debe vender. Esta “regla" de Ogilvy acompaña a su: "No puede aburrir a la gente al comprar su producto Sólo puede interesar a la compra de la misma...” Cuántas veces hemos integrado un mensaje de email sin tener el cuidado de profundizar verdaderamente en lo qué es, otra vez, "tan interesante que usted solo compra el producto"?
La Honestidad y Una Gran Idea
"Se necesita una gran idea para atraer la atención de los consumidores y que compren su producto. A menos que su publicidad contenga una gran idea, sus lectores pasaran su email marketing como un barco en la noche."  El grandioso email marketing contiene una gran idea que sus lectores, literalmente, pararán y tomarán nota. Tiene que ser lo único que su cliente más inteligente debe preguntarse por qué no pensar en ellos mismos.
"No intente dar a entender que su producto es mejor. Sólo diga lo que es bueno sobre su producto y hacerlo lo más claro, lo más honesto, la forma más informativo de decirlo." La realidad del comercio competitivo es que probablemente es muy cierto que, si bien su producto o servicio puede tener algunas características de liderazgo que no es necesariamente el fin de todo. Sus lectores apreciarán su honestidad para demostrar que es el más adecuado para ellos.
Quédese con lo que Funciona
"Si tiene la suerte de escribir un buen anuncio, repítalo hasta que se detenga la venta. Decenas de anuncios buenos han sido descartados antes de perder su potencial." Esto sólo puede ser uno de los dictámenes verdaderamente grandes del email marketing. Si usted encuentra algo que realmente funciona, péguese con ella. Debido a la naturaleza del email marketing que no puede repetir el mismo mensaje palabra por palabra, pero cuando sus indicadores muestran un enfoque fundamental, que es un ganador, usted puede estar seguro en el establecimiento de su campaña en ella.
El Asunto es su Título

"En promedio, hay cinco veces más personas que leen los titulares que el cuerpo del texto. En consecuencia, a menos que el titular venda el producto, usted ha perdido el 90 por ciento de su dinero." Todo lo que necesitamos hacer es reemplazar el título con línea de asunto y la verdad general es tan evidente que no necesita mayor explicación.

Aunque David Ogilvy escribió estas palabras, cuando los autos tenían aletas y en el patio había refugios, las verdades cósmicas que contienen todavía pueden servir como un faro para los vendedores de email en nuestro mundo de la comunicación instantánea global interactiva. Aunque nunca lo supo, David Ogilvy fue un gran vendedor de correo.

Publicado en Sugerencias & Recursos

Blogs Relacionados