×

Contáctanos

  • Chat en vivo
  • Envíanos un email
Llámanos
  • USA
    +213.493.6558
  • México
    +52.55.3300.5177
  • Colombia
    +57.1638.6408
  • Guatemala
    502.6629.8650
  • España
    +34.91.255.8876
  • Argentina
    +54.1159.842574
  • Chile
    +(56)2257.09507
  • Brasil
    +55.11.2246.2778

Pedir Permiso Para Contactar? Es Cómo Lo Pide lo Que Cuenta

Dec 09 2010, 02:34 PM

Sus clientes probablemente le darán su información de contacto si se les pregunta, pero cómo se sienten al respecto después? Exitosamente obtener una dirección de correo electrónico puede parecer ser el inicio del proceso del email marketing, pero se pierde en la imagen más grande. Para empezar sólo con eso en mente es un objetivo muy corto, la meta es contraproducente.
El Sábado de Compras Comenzamos Inocentemente
Mi esposa y yo estábamos en un gran almacén sin nombre, era una tienda de departamento y buscábamos posibles ideas de regalos. Ho por Dios, vamos a darle un nombre ficticio para el bien de esta historia en el blog. De aquí en adelante, lo llamaremos " Plaza Dwayne".

Así que caminamos la propiedad de la tienda durante un sábado: por los pasillos, subimos escaleras, bajamos escaleras a través de un vestíbulo, luego por los mostradores de pago y finalmente, llegamos con nuestro cajero.
Lo Que Nos Quedó Debiendo el Cajero?
Ella era lo suficientemente amigable para la Plaza Dwayne o en cualquier lugar. Ella tenía una sonrisa agradable y debe haber sido una persona paciente al mantener una actitud de ayuda en una tarde de Sábado llena de largas filas y clientes ruidosos. En estos días, eso es más de lo que esperamos. No somos personas que sentimos como que nos debe humor el cajero representante de servicio al cliente sólo porque nos toca mostrar una tarjeta de débito y llevamos apenas dos artículos en nuestro insignificante carrito. Ella es un ser humano y solo tenemos en común esta transacción y el respeto mutuo entre nosotros.
Le Debemos a Ella Más que Dinero?
Así que después de que mi esposa entró su número de PIN a la máquina, sucedió un pequeño enfrentamiento con la  amigable cajera representante de la Plaza Dwayne. Pero estábamos allí por tener un último vínculo.

"Me puede dar su número de teléfono?" dijo la cajera representante de Dwayne.

"999-999-9999," respondió mi esposa, casi al instante.

Usted probablemente puede preguntarse si mi esposa dijo su número de celular real y no una cadena de nueves. De hecho, yo habría estado más cómodo si estuviéramos en una tienda de departamento en Alemania y mi esposa respondiera: "Nein, nein, nein ...", que habría significado, "no, no, no ..."
Salimos Caminando Como Robots Arrepentidos
Y eso fue el final de la transacción. La cajera de la Plaza Dwayne ingresó el número y nos marchamos. Le pregunte a mi esposa por qué le dio libremente el número de teléfono. Ella sólo pensaba que lo necesitaba. Honestamente, compramos pijamas de Elmo de un estante de liquidación - yo no podría ver una razón en esto para ponerse en contacto con nosotros por celular. Pero para ser honesto, probablemente le habría dado los dígitos también, me pregunté a mí mismo. Era amable, clínicamente y simplemente nosotros como robots. Por cierto, no es de robots la palabra todavía, pero debió ser exactamente en la forma que actuamos en dar nuestra información personal!
Nos Hicimos La Pregunta Muy Tarde
Así que el pequeño camino para llegar a nuestro carro estuvo lleno de conversación sobre los peligros de dar nuestros números de celular:

Por qué lo necesitaba?

Cuándo nos van a llamar?

Nos quieren vender algo a nosotros?

Nosotros no queremos que nos llamen, por qué no nos pidieron nuestras direcciones de correo electrónico? Si para eso están.
Realmente Usted Puede Tener Nuestra Dirección de Correo
Y fue entonces cuando me di cuenta. Mi teléfono celular es para mis amigos y familia. Mi dirección de correo electrónico? No tanto. Yo estoy totalmente a gusto con un mensaje de diálogo electrónico con cualquier comerciante con quien tengo una relación o algún interés. De hecho, ya estoy acostumbrado a ello. Todavía no estamos seguros de lo qué la cajera representante de Dwayne quería con nuestro número de teléfono, pero si quería estar en contacto con nosotros, e-mail es la forma de hacerlo. En la actualidad, nos sentimos engañados y estúpidos de como fuimos a dejar nuestro número de teléfono a cambio de una buena oferta en pijamas de Elmo. Pero muestra lo rápido que la gente puede dar información a un cajero amistoso frente a una empresa de confianza. Incluso si nuestro representante agradable había pedido nuestra dirección de correo electrónico (en lugar de nuestro número de teléfono), lo hubiéramos dado, pero todavía estaríamos preguntando por qué lo necesitaba de todos modos. Ahora, esa no es manera de salir de una tienda, ¿o si?
Pero Nos Hacen Sentir Bien al Respecto
Si  la Plaza Dwayne quería contactarse con nosotros y hacernos sentir bien por dar  nuestra información, el proceso de permiso para comerciar o ponerse en contacto debería haber ocurrido mientras caminábamos en la tienda. Teníamos que haber sido informados de esto, entusiasmado e informados al respecto y por último, esperar a que nos preguntaran ser parte de esto.
Todo Empieza Con Nombrar el Programa
Si es que hay un Club de la Plaza Dwayne,  tal vez yo hubiera querido ser parte de el: un programa bien organizado que está diseñado para recompensar a los clientes que quieran conocer las promociones  pertinentes y que valgan la pena. Un bonito logo no estaría de más.
Letreros, Letreros, Letreros
Como dije antes, realmente caminamos toda la tienda de la gran plaza Dwayne. Por lo menos en algunos de los treinta pasillos disponibles, un gran cartel con caras sonrientes y los beneficios de pertenecer al Club de la Plaza Dwayne podría haber ayudado mucho a entender por qué la Plaza Dwayne necesita tener una relación en contacto con nosotros. Justo al lado del estante de liquidación, un pequeño letrero que decía: "Quieres más ofertas, únete al Club de la Plaza Dwayne!"  Podría habernos seducido. En donde el cajero estaba parado, había otra oportunidad para registrase. Incluso un folleto en nuestra bolsa que explicara por qué deben ponerse en contacto con nosotros nos hubiera ayudado a comprender lo que acababa de suceder después de que robóticamente le dimos nuestros datos de contacto.
El Objetivo No Es Obtener La Dirección de Correo, Es Obtener El Permiso
Tal vez su negocio no es una mega tienda de grandes cadenas. Tal vez usted no tiene mil dólares para poner letreros, si usted es un pequeño vendedor o un representante independiente. Pero el punto aquí es no tomar ventaja de sus clientes con momentos no tan inteligentes. Hágales saber por qué quiere contactarse con ellos y dejar que ellos decidan a su propio ritmo. Si el contacto con el mundo real se ha ido y no está seguro  si realmente quieren ser parte de sus esfuerzos de marketing, envíe un simple mensaje en una plantilla de correo en blanco  y pídales que lo autoricen (o utilice las platillas de autorización "recordatorio de permiso" de Benchmark ). Recuerde, el email marketing funciona mejor cuando se tiene un buen producto, un buen mensaje y un buen cliente (dispuesto).

 

Publicado en Sugerencias & Recursos

Blogs Relacionados