Los números de ventas y los indicadores clave de rendimiento (KPI) están en la mente de muchas empresas en este momento. Con todo el caos que está sucediendo, existe una preocupación sobre cómo los ingresos están siendo afectados y sobre la longevidad de las empresas.

Todos estamos sintiendo los efectos negativos de esta epidemia mundial y nos damos cuenta de que nuestras empresas probablemente sufrirán, algunas más que otras. Pero esa no es razón para descuidar tus esfuerzos de ventas y marketing. De hecho, no hay mejor momento que este para aumentar tus esfuerzos y continuar presionando para lograr tus objetivos.

La simple realidad es que vender parece una tontería en este momento. Además, las estrategias que usualmente usas probablemente no están teniendo los resultados que solían tener. Es hora de cambiar tu estrategia. Si nos concentramos en ayudar en lugar de vender, descubrirás que no sólo pondrás a tus clientes en primer lugar, sino que también verás los beneficios para tu propia empresa.

ayudar en lugar de vender

La venta en segundo plano

Este enfoque puede parecer difícil, especialmente porque tienes dudas de vender en este momento. Pero estamos todos juntos en esto. Todos tenemos que estar atentos, y la mejor manera de hacerlo es encontrar formas de ofrecer sugerencias, consejos y contribuciones. A continuación, encontrarás algunos métodos que puedes adoptar ya que tienen como objetivo el ayudar en vez de vender.

Invierte en estrategias de marketing de contenido

Una de las formas más rentables de comercializar las empresas y ayudar a otros es invertir en una estrategia de marketing de contenido. Si aún no lo has hecho, puedes crear un equipo interno o simplemente agregar esta estrategia a los otros esfuerzos que tu equipo de marketing está implementando. Te aseguramos que el contenido debe impulsar tu estrategia de marketing para pequeñas empresas.

El contenido, por naturaleza, está destinado a educar, no a vender. No está hecho para ser promocional. Sino para compartir consejos útiles, estrategias, procesos, herramientas, etc. para que las personas puedan acceder y aprender. Crea blogs, campañas de correo electrónico personalizadas, contenido de redes sociales y guías que ayuden al público a ser mejor en su trabajo y a navegar mejor en estos tiempos difíciles.

Crea paquetes u ofertas

Considera lo que tus clientes potenciales necesitan en este momento. Quizás necesiten ayuda adicional en su enfoque de email marketing. O, tal vez tuvieron que cerrar sus puertas temporalmente, por lo que necesitarán encontrar una manera de centrarse en las estrategias de e-commerce. No bloquees a tus clientes con el mismo plan simplemente porque tiene un precio más alto y, por lo tanto, es más beneficioso para ti. Ajusta lo que sea necesario y considera intercambiar servicios por otros que ya no necesitan.

No tengas miedo a vender

Lo sé, la palabra “vender” no encaja exactamente con la mentalidad de “ayudar”, pero escucha esto. Si los servicios adicionales van a beneficiar la nueva estrategia de tus clientes, no tengas miedo de decirlo. Una vez más, siempre y cuando tu misión principal sea ayudarlos a alcanzar sus objetivos, entonces no estás poniendo como prioridad el interés de vender algo a su empresa. Además, esta es solo otra forma de ofrecer más valor a los clientes.

Con esta estrategia no muy conocida, surgen nuevos métodos para ganar. Esto puede incluir cualquier beneficio adicional que puedan recibir comprando otro producto además de lo que ya tienen en mente comprar.

Ofrece video conferencias

Los seminarios web (Webinars) son una excelente manera de mantener comunicación, brindar apoyo y consejos para educar a tu audiencia sobre las cosas que les interesan. En vez de enfocarte solamente en seminarios web relacionados con tu producto, también puedes crear temas sobre cómo prosperar durante una crisis o los conceptos básicos para mantener vivo tu negocio con diferentes enfoques y métodos. Cualquier cosa que creas que tu audiencia podría usar en este momento es válida. Si necesitas ayuda adicional para decidir tu estrategia, puedes consultarlo con tu equipo de ventas y soporte, ya que ellos están continuamente en contacto con lo que los clientes están reportando últimamente, y puede ser un gran apoyo para aportar ideas.

Sé honesto

La honestidad es algo que las empresas siempre deberían de practicar, pero en momentos como estos, es aún más importante ponerla en práctica. Se transparente con las ofertas y productos que ofreces, con lo que creas que los clientes necesitan y cómo ayudarles a cumplir sus objetivos. Tener ese tipo de mentalidad dejará clara cada conversación de ventas con una mejor comprensión de la empresa, lo cual es beneficioso para ambos. Es la mejor manera de generar confianza y dales tu apoyo.

Conoce sus necesidades antes que ellos mismos

Parte de tu trabajo es anticipar las necesidades de tus clientes. Si entiendes correctamente cuáles son sus problemas y puntos débiles, al igual que tu producto y experiencia puedan proporcionar, entonces sabrás lo que será útil para ellos. Debes tener creatividad y sugerir otras cosas para facilitarles la vida.

Ten disponibilidad

Nunca debes engañar a un cliente, especialmente cuando existen angustias como la que estamos pasando en todo el mundo actualmente, así que asegura de estar disponible, incluso si es para escuchar sus inquietudes. Es posible que no tengas una respuesta definitiva para ellos, pero escucharlos expresar sus temores, éxitos e incertidumbres ayudará a comprenderlos mejor y atenderlos en el futuro.

Claro, es un momento aterrador lo que vivimos ahora. Pero no dejes que eso te haga olvidar tu humanidad. No todo se trata de negocios. Cuando ponemos primero una mentalidad útil, todos vemos a los líderes que cuidan de nosotros. Se un líder y mantente disponible para tus clientes, es lo menos que puedes hacer para mantener esa conexión de hermandad.