¡Feliz Año Nuevo para todos! Espero que todos estén disfrutando nuestra serie “Pequeñas Empresas, Grandes Resoluciones.” Hemos hecho algunos de los consejos nuestros. Claro, que puede parecer normal y cliché por el  título por sí solo, pero la idea detrás de ellos es sincero y significativo. Esta semana en  Benchmark 5 tenemos: “Resoluciones de Año Nuevo.”

  1. Ponerse en forma. Nos esforzamos constantemente para ser la mejor referencia que podemos ser. Vamos a hacer todo lo posible para asegurarle de tener la mejor experiencia posible con nosotros. Esto significa que queremos que el sitio y el tablero electrónico se vean bien y operen con rapidez y eficacia. Agradecemos la retroalimentación que usted proporciona y trataremos de brindarle un buen servicio, siempre que sea posible.
  2. Probar cosas nuevas. Esto comienza con la nueva plataforma de marketing para eventos. Las nuevas características, los nuevos servicios y más vídeos de Pregúntale a Andy que le guiarán a través del nuevo año. Si usted tiene alguna sugerencia de algo que le gustaría ver, asegúrese de publicarlo en el foro de peticiones.
  3. Viajar más. Recientemente he tenido el placer de asistir a algunos eventos con el equipo de Benchmark Email Marketing. Es un placer conocer a nuestros usuarios cara a cara y hablar de e-marketing con los dueños de negocios a lo largo y ancho. Tenemos mucho más a la orden del día en 2013 para ofrecerle.
  4. Ser más amable. Lo sé, lo sé. Ni siquiera creo que fuera posible. Vamos a ser aún más alegres en el apoyo y aún más agradables e interesantes en nuestros correos electrónicos y blogs. Sonará cursi, pero realmente disfrutamos el convivir unos a otros aquí en Benchmark. Vamos a dejar que esas personalidades brillen a través en todos los frentes, y es de esperar que usted se beneficie todo eso.
  5. Conocer a gente nueva. Eso significa que nuestros usuarios, en realidad… con todo el mundo. Queremos crear una comunidad entre nuestros usuarios, por lo que todos podemos aprender unos de otros. Ahí es donde empieza. Cualquier empresa que no admite que su objetivo final es dominar el mundo le está tomando el pelo, o ellos mismos se engañan. Si nos ven en un evento, en las redes sociales o en su bandeja de entrada, asegúrese de saludarnos. Puede hacernos saber si estamos a la altura de nuestras resoluciones.