Si aún no te das cuenta, es importante que tengas en mente que tu equipo de ventas contribuye de manera significativa al éxito general de tu empresa. Dejando de lado que son, de hecho, los que venden tus productos o servicios en primer lugar, las ventas también tienen la responsabilidad de ayudar a propagar la identidad de tu marca y mantener un alto nivel de confianza con los clientes. A menudo, tu equipo de ventas también está al tanto de las quejas sobre dichos productos o servicios y que, quizás, muchas de ellas nunca lleguen a tu departamento oficial de atención al cliente.

Con tantas pelotas en el aire que manejar, es fácil entender por qué un equipo de ventas que no hace bien su trabajo tendrá un efecto importante en la moral y los resultados generales de una empresa. De hecho, es muy valioso garantizar que tu equipo de ventas funcione de la manera más óptima posible, incluso si estás en el sector de marketing.

Te has preguntado si ¿tu equipo de ventas está haciendo todo lo posible para contribuir al éxito general de tu empresa y del producto que (y especialmente ellos) estás vendiendo? Para la mayoría de las empresas, la respuesta probablemente sea no. Con eso en mente, a continuación cuatro consejos de ventas que tu equipo debe seguir si es que aún no los están haciendo.

Top Effective Email Marketing Strategies That Will Boost Your Sales in 2019

1.Reunión periódica con el equipo de marketing

Para empezar, debes aclarar la idea errónea de que marketing y ventas son dos departamentos tremendamente diferentes. Esto resulta en un paso sumamente necesario para poder maximizar la utilidad de ambos equipos. El trabajo de marketing es ayudar a impulsar las ventas, por lo que, esencialmente, los dos departamentos deben capacitarse mutuamente y esforzarse por alcanzar los mismos objetivos. Las fisuras en la relación entre los dos equipos también suelen ser bastante evidentes para los clientes y sugieren que la empresa en su conjunto podría no tener sus “asuntos” resueltos.

Trata de involucrar al equipo de ventas como participantes activos en tus esfuerzos de marketing, abriendo así, las líneas de comunicación para el libre comercio de ideas. Este enfoque tiene mucho sentido, considerando que el marketing crea el contenido que el equipo de ventas usa en sus conversaciones con los clientes y, por lo tanto, se beneficia enormemente de saber exactamente qué tipo de contenido necesita la venta.

A su vez, para alinear las ventas y el marketing, programa reuniones periódicas entre ventas y marketing y habla sobre las preguntas que recibe tu equipo de ventas por parte de los clientes y de los obstáculos a los que se enfrentan cuando hablan con ellos. Luego, utiliza esas conversaciones e información para mejorar tu estrategia de contenido.

2. Creación de contenido

Toda tu empresa es un equipo de líderes de opinión, incluido el de ventas. Entonces, ¿por qué no aprovechar esa riqueza de sabiduría animando a dicho equipo a contribuir con su propio contenido original? Ya sea para el blog de la empresa o para una publicación externa, el contenido es el combustible necesario para mostrar la experiencia y la credibilidad.

Cuando un equipo de ventas crea contenido que luego se comparte con los clientes potenciales, están generando confianza, así como también una piscina de recursos de contenido potencialmente útiles. A su vez, esto les da una gran cantidad de combustible de email marketing y puede lograr que sus correos de ventas sean mucho más atractivos.

3. Automatiza sus emails

Al igual que sus contrapartes de marketing, los representantes de ventas también están ocupados, ocupados y más ocupados. No siempre tienen tiempo para comunicarse manualmente con todos sus clientes potenciales o para dar seguimiento por email en el momento adecuado. Ahí es donde entra la automatización, una idea millonaria para lograr envíos de correos electrónicos de manera más eficaz.

Al igual que en el marketing, la automatización de los correos electrónicos de tus equipos de ventas ayudará a mantener un alto nivel de conexión con los clientes, a mantener el nombre de tu marca en primer lugar y a garantizar que realmente estés optimizando todo tu embudo. Si tu equipo de ventas automatiza su alcance por correo electrónico, puede mantenerse en mejor contacto con los clientes y enviarles contenido personalizado que aborde sus necesidades únicas. En consecuencia, esto ayudará a que el equipo de ventas se centre más en todas las demás cosas que exige su trabajo y, al mismo tiempo, garantizará que sus prospectos reciban la atención necesaria en función de dónde se encuentren en el recorrido del comprador.

4. Construyendo tus redes sociales

Para ser eficaz con tus tácticas de ventas en el panorama moderno actual, es un hecho que debes ser creativo. También debes considerar dónde tu audiencia es más activa, y esas son las redes sociales.

Si bien es una necesidad obvia para el marketing, las redes sociales a menudo se minimizan cuando se trata de ventas. Dado que muchos de tus clientes buscan plataformas de redes sociales para determinar la credibilidad de tu marca y las personas que trabajan para ella, mantener una presencia social es clave para las ventas.

Cualquier empleado que tenga contacto frente a frente con los clientes debe tener una fuerte presencia en las redes sociales y esto incluye compartir contenido con regularidad y publicar datos de la industria y artículos atractivos. Estos constantes posteos, mostrarán a los clientes potenciales y existentes por igual que estás en la cima de tu juego y con los ojos al tanto de lo que está sucediendo en la industria. Puedes lograr todo esto a través de ciertas plataformas como LinkedIn, o diversificar y alentar a los profesionales de ventas a ingresar también a otras redes, como Twitter y Facebook.

Al igual que todos los departamentos que componen una empresa, el de ventas es uno de ellos y está dentro para ganar. De hecho, si bien es posible que dicho departamento aún no tenga ninguna autoridad directa desde el ángulo de marketing, puede (¡y debe!) hacer sugerencias que los ayuden a trabajar mejor y más rápido. Te recomiendo comenzar con las cuatro ideas anteriores y, en conjunto, planificar hacia dónde ir desde ese punto.