Según los datos, el 58,4% de los usuarios de Internet en edad laboral compran algo por Internet cada semana. Si has puesto en marcha un negocio de ecommerce, esto debería ser música para tus oídos. Significa que hay un mercado listo para comprar tus productos.

Sin embargo, para aprovechar al máximo esta oportunidad, primero debes elaborar una estrategia de marketing de ecommerce. Una estrategia de marketing te ayuda a mejorar el reconocimiento de la marca, dirigir un tráfico constante a tu página web de eCommerce y estimular pedidos más habituales y rentables.

En esta guía, compartiremos una guía paso a paso sobre cómo desarrollar una estrategia de marketing de eCommerce eficaz. Hemos realizado una investigación exhaustiva y hemos elaborado una guía práctica que dará a tu negocio minorista online el impulso necesario para prosperar. Entremos en materia.

 

1. Define tus objetivos

Hacer marketing en ecommerce sin objetivos SMART equivale a lanzar tiros a ciegas. Malgastarás tus recursos buscando en el sitio equivocado, y tu negocio no crecerá. Así que, antes de nada, fija tus objetivos de marketing ecommerce. Aquí tienes algunos de los objetivos de marketing en los que puedes seleccionar centrarte:

También debes decidir el indicador clave de rendimiento (KPI) para cada objetivo. ¿Cómo será el éxito una vez que pongas en práctica tu estrategia de marketing de eCommerce? Necesitarás los KPI para poder medir el rendimiento y determinar si tus tácticas están funcionando.

2. Investiga a tu público objetivo

A continuación, identifica tu público objetivo y crea buyer personas. Lleva a cabo una investigación en profundidad de tu público y determina quién es tu cliente ideal en función de los productos que ofreces.

Si ya tienes seguidores en las redes sociales o una lista de suscriptores sólida, la mejor forma de conocer mejor a tu cliente ideal sería mediante una encuesta. Si estás empezando, define quién quieres que sea tu cliente ideal. Además, fíjate en empresas que ofrezcan productos similares y a quién se dirigen. Busca detalles sobre los clientes a los que venden e identifica lo siguiente:

  • Edad media
  • Ubicación
  • Comportamiento de compra
  • Renta media
  • Sus preferencias en las redes sociales
  • Intereses

Con estos datos, desarrolla tu perfil de cliente. Un perfil de cliente bien elaborado te ayudará a realizar campañas eficaces sin malgastar dinero en clientes potenciales no cualificados.

3. Investiga a la competencia

Ya hemos mencionado la investigación de tus competidores al determinar tu público objetivo. En este paso, tu investigación debe ir más allá de los clientes a los que se dirigen. En su lugar, debe ser una investigación estratégica para centrarte en lo que hacen tus competidores.

  • ¿Qué hace que su producto o servicio sea único?
  • ¿Cuáles son sus precios? (necesitarás esta información en el siguiente paso)

Una investigación más profunda debería centrarse en más aspectos del negocio de tus competidores, como:

  • Opciones de forma de pago y envío
  • Interacción y estrategia en las redes sociales
  • Diseño y funcionalidades de la página web
  • Estrategia de marketing de contenidos
  • Posición en los resultados de búsqueda
  • Promociones y ofertas
  • Análisis de las opiniones de los clientes

Un análisis de la competencia te permite entender mejor tu mercado y dónde encajas. Te ayuda a determinar los puntos fuertes y débiles de tus competidores, para que puedas identificar las oportunidades de obtener una mayor ventaja.

4. Determinar el precio y el posicionamiento

Los resultados del análisis de la competencia te ayudarán a definir tu propuesta de valor. En otras palabras, como ya sabes lo que ofrecen los competidores, el siguiente paso es elaborar una propuesta o una proposición única de venta que distinga a tu marca de las demás.

Además, con estos datos, podrás determinar el precio correcto de tus productos. Compara lo que cobran tus competidores con las funcionalidades que ofrecen. ¿Proporcionas una funcionalidad única que justifique que cobres ligeramente más que los competidores?

Si la respuesta es sí, entonces podrías cobrar un precio ligeramente superior al de la competencia. Sin embargo, asegúrate de que el precio está dentro de lo que tus clientes pueden permitirse, teniendo en cuenta que el 47% de los compradores eligen una tienda por el precio o el valor.

5. Organiza los métodos y las tácticas

A estas alturas, ya tienes todo lo que necesitas para empezar a comercializar tu empresa de eCommerce. Conoces tus objetivos, tu cliente ideal, tu propuesta de valor, tus precios, y has estudiado a la competencia para encontrar la oportunidad Idónea para tu negocio. Lo que falta es una táctica de marketing que reúna todo esto y te ayude a alcanzar tus objetivos.

Como eres una marca de ecommerce, todos los métodos y tácticas de marketing girarán en torno a tu página web. El 37% de tus compradores visitarán tu página web antes del momento de la compra. Por esta razón, primero tienes que asegurarte de que tu tienda online está optimizada para dar a los compradores una buena primera impresión.

Pon a prueba el diseño de la página web y la ubicación de los elementos de conversión, como las CTA, y asegúrate de que están personalizados para ofrecer una magnífica experiencia al usuario. Y lo que es más importante, asegúrate de que el proceso de pago sea sencillo, para que los compradores se sientan naturalmente dispuestos a completar la transacción.

Una vez configurada tu página web, decide cuál es la mejor táctica de marketing para atraer tráfico a tu tienda online. Algunos de los métodos a considerar son los siguientes:

Puede que tengas que adoptar una estrategia de marketing multicanal para maximizar tus esfuerzos de marketing. Crea contenido de alta calidad que resuene con tu público objetivo. Y lo que es más importante, asegúrate de que el mensaje es coherente en todos los canales para aumentar la confianza y la fidelidad de los clientes.

Asegúrate de tener también una estrategia de email marketing. Querrás animar a los nuevos visitantes de tu página web a que se registren en tu email marketing para que puedas enviarles información sobre tu marca y vender tus productos.

6. Mide el rendimiento y repite los procesos

Nadie lo hace bien al primer intento. Una vez que hayas puesto en marcha tu estrategia de marketing, sigue midiendo el rendimiento para entender qué está funcionando. Determina lo que hay que mejorar y señala dónde hay una oportunidad para seguir creciendo. Si un enfoque produce los resultados deseados, no dudes en aumentar el presupuesto y ampliarlo.

 

Recuerda que la tecnología, las prácticas de marketing y los comportamientos de los clientes cambian con frecuencia. Además, tu empresa se encontrará con vientos en contra en forma de inflación y recesión. No dejes de perfeccionar tus estrategias para adaptarte a los cambios. Si te mantienes siempre ágil, seguirás optimizando el rendimiento de tu estrategia de marketing.