Preferences Centers no tinen ningún respecto. Son el Rodney Dangerfield de la industria del e-mail marketing. Animamos a nuestros suscriptores de correo electrónico que nos diga qué frecuencia prefieren y después la mayoría de nosotros elegimos simplemente ignorar y enviarlos ha andanadas cuando nos da la gana. Una organización en particular acaba de saber lo que el precio de violar sus preferencias de frecuencia es en realidad, como los Buffalo Bills de la NFL han sido recientemente multados por una cantidad de $ 3 millones por el envío de 13 mensajes de más de dos semanas… cuando habían accedido a cinco a la semana.

Los abogados consiguieron más de 100 veces más de dinero que el demandante

Aunque la situación de los Buffalo Bills fue sobre mensajes de texto (SMS), el contexto normativo que se aplica a los mensajes del email marketing es exactamente el mismo. Jerry Wojcik es fanatico de los Bills cuenta de que había recibido un promedio de 6.5 textos por semana, a sólo 1,5 más de lo que aceptó, y se presentó una demanda de acción de clase en contra del equipo. El Juez de Distrito de EE.UU. encontró que los Bills erán culpables y ordeno al equipo a pagar $ 2.5 millones en bonos a 39, 750 aficionados y $ 562,500 para los costos legales de Wojcik. El demandante recibió 5.000 dólares que no es exactamente una gran cantidad de dinero, especialmente si tenemos en cuenta que sus abogados cobraron  100 veces más, pero eso es todavía más de $ 1,500 por mensaje recibido por Wojcik.

Violar la frecuencia predeterminada conduce a pasivos considerables

El debate acerca de si los tres mensajes de texto por más de dos semanas constituye realmente una pena de tres millones de dólares, es mejor dejar a los comentaristas legales y bromistas, pero la conclusión es que cuando usted como un vendedor en línea se compromete a proporcionar a sus mensajes de campaña a una frecuencia predeterminada y se excede esa frecuencia se puede ir abriendo a pasivos considerables. Y sí, $ 3 millones es considerable.

Usted puede enviar mensajes de correo electrónico cada hora … a menos que el abonado se le haya informado de otro forma

Es francamente increíble como algunos minoristas importantes han logrado tener su frecuencia de correo electrónico que se mete hasta donde no podría ser llamado, ya sea frecuencias intrusivas o francamente acosadoras.  No es raro que las bandejas de entrada suenen varias veces a la semana con misivas de estos minoristas en línea y otros negocios electrónicos. En realidad no hay ley que establezca que no se puede enviar mensajes de correo electrónico con esta frecuencia, por lo que podría encontrarse en la plena adhesión a la legislación activa en los Estados Unidos mediante el envío de un correo electrónico cada hora las 24 horas del día y 7 días a la semana. El problema se produce cuando su marca y el cliente han llegado a un acuerdo en cuanto a la frecuencia y que no siguen ese acuerdo. Una entrada del centro de preferencias en cuanto a la frecuencia deseada es un acuerdo legal vinculante a los ojos de la ley, por lo que si usted excede los parámetros de ese acuerdo estará corriendo el riesgo de llegar a  la corte junto a los Buffalo Bills.

Una violación similar en la UE podría costar 17 mil millones dólares

Incluso si se considera que hubo casi 40.000 aficionados que se encontraban como parte de demanda colectiva de Wojcik esa pena aún funciona a 25 dólares por cada mensaje enviado excesivamente y es sólo un poco de dinero para pagar por el simple hecho de no prestar atención a lo que quieren sus suscriptores. Con las leyes del marketing online de refuerzo en todas partes del mundo, y sobre todo en la Unión Europea y Canadá, las marcas en línea se enfrentan a la posibilidad de ser golpeados con multas exorbitantes por lo que parecen ser pecadillos relativamente menores. La UE, por ejemplo, cuenta con una legislación en sus libros lo que les permite imponer multas de 300,000 euros, por cada violación individual de sus leyes de email marketing. Por lo tanto si usted tenía 40.000 suscriptores en Europa y que entró en conflicto con sus leyes con respecto a la frecuencia, de autorización de opt-outs, y el resto de las normas de la UE, usted podría estar buscando  multas de 12 millones de dólares europeos, o casi 17 mil millones de dólares americanos.

Debido a que su marca es probable que no pueda simplemente escribir un cheque de $ 17 billones y continuar adelante en el negocio relativamente indemne, usted haría bien  familiarizarse con las distintas legislaciones que cubren sus suscriptores nacionales e internacionales, para nunca violar un acuerdo de frecuencia!