En Diciembre del año pasado, me dije a mí misma que el 2015 sería diferente. He elaborado una hoja de excel detallada con un calendario ajustado que representó cada momento oportuno para exprimir en una lista de tareas a largo plazo.  Con inquebrantable confianza, me aventuré por el Año Nuevo para obtener una ventaja en los objetivos del negocio, mientras que todos los demás seguían tropezando con una resaca leve. Para mi sorpresa, lo conseguí. De hecho, aquí estoy a las 5 de la mañana escribiendo esta entrada de blog con exquisito entusiasmo y la mayor inspiración. La pregunta es: ¿cómo logre tener éxito este año (cuando tengo más en mi plato que nunca) que en todos mis años anteriores?

Cuando yo era más joven,  tenía todo el tiempo del mundo para hacer las cosas; pero tenía una increíblemente poderosa excusa para fallar. Esa excusa era el tiempo. Siempre me quejaba de que no tenía el suficiente tiempo. Años más tarde  tengo una carrera como escritora, un niño con necesidades especiales, y un negocio propio en ciernes, y todos podemos sentarnos y maravillarnos en como algo realmente se hace obrado bien ahora… Pero es esto. Mis habilidades de escritura son más fuertes que nunca, mi maternidad es de primera clase, y estoy realmente disfrutando de explorar un negocio propio que (aunque técnicamente fallo) me permite explorar y experimentar con nuevas formas para hacer las cosas.

Así es como todo está sucediendo…

  • Espere fallar. Claro que es extraño que este sea el primer consejo para lograr realizar sus metas, pero es uno muy importante. Si usted es tan neurótico como yo, usted sabe que su mundo se acaba cuando no se cumple una de sus metas. El problema (al contrario de lo que su propio cerebro le puede decir) no es que usted sea un vago; es que usted busca un mérito adicional. Usted fija tan altas sus propias expectativas que cuando falla inevitablemente, su moral se derrumba también. Así que por favor deje de hacer eso. Haga su lista de  expectativas altas, pero sea amable con usted mismo y comprenda que no puede posiblemente hacerlo todo en un día y si nadie espera de usted, hágalo por usted mismo.
  • Tenga un lugar para relajarse, y entretenerse. Su cerebro necesita un descanso. Tiene que ser capaz de desconectarse  del pensamiento frenético y recalar en su subconsciente, que es cuando y donde la solución de los problemas reales se hace presente. Así que tenga un sitio para descansar. Si usted no puede dejar el escritorio, distráigase de vez en cuando con sólo mirar otra cosa. Si estoy escribiendo y enfocada en cómo expresar un pensamiento, por ejemplo, yo no pierdo diez minutos obligándome a pensar en ello.  En su lugar, voy a echar un vistazo a un blog favorito sólo para poder dar un paso mentalmente lejos de un problema. Esto nos lleva al tercer punto.
  • Superponer sus intereses. Esto ayuda a que mis blogs favoritos también apoyen mi trabajo. Me gusta leer sobre lo que hago y disfruto los campos superpuestos de estudio. Así que incluso cuando estoy cansada me distraigo con una divertida lectura, todavía estoy trabajando realmente, el comisariado, la investigación y el pensamiento. Esto también me hace una pensadora no lineal (le recomiendo leer mi publicación anterior titulada “La Nueva Dirección del Liderazgo: Cultivar al pensador no lineal”). Despertar temprano – En un día ideal, me levanto a las 4:00 A.M. Tomo media hora para ‘despertarme totalmente’, que normalmente lo logro viendo algunas noticias  y tomando una taza de té. Este tiempo no tiene precio. Es cuando no hay nadie alrededor y nada que me moleste o distraiga. A las horas mi pequeño se despierta para tener un gran día, pero yo ya he trabajado por 4 horas.  Cualquier artículo que lea de los hábitos de las personas altamente exitosas apoyará esta teoría.
  • ¡Levántese temprano y así le abundará el día! Comience a moverse.  Sólo me tomó unos 10 años para adquirir el hábito de esto. Un artículo de Forbes sobre “Cómo Las Exitosas Líderes Lograr Tener Una Sobrehumana Energía Antes Que La Mayoría De La Gente Se Despierte”, es increíblemente importante que las personas realicen algún tipo de ejercicio físico, si no por otra razón que la de preparar sus cuerpos para energía gastada en una rutina de trabajo.  Olvídese de las tasas de mortalidad por tener una vida sedentaria, se necesita energía para satisfacer la cantidad de exigencias físicas y mentales impuestas a las personas activas de negocios- especialmente los líderes. Como el artículo lo expresa, “el entrenamiento con pesas y ejercicios de cardio le dan la fuerza y la resistencia para conducirse  con energía todo el día”, citando un ejemplo del CEO de Apple, Tim Cook para poder resistir un viaje en avión de 18 horas seguidas, para una reunión de 12 horas lo convierte en un superhéroe ante otros ejecutivos. Esto no significa que usted también necesita estar en el gimnasio a las 5:00 A.M.; una hora de caminata a paso ligero al día le ayudará.