Nuestra historia

Benchmark comenzó en 2003 como un lugar en donde podías encontrar herramientas de marketing en línea. En 2004, cambió su enfoque principal a ser una empresa dedicada al email marketing. Con el nombre Benchmark Email y un color corporativo azul marino, la marca apareció en el mercado como un estándar sólido para el marketing por correo electrónico. Sin embargo, a lo largo de los años, la compañía ha atravesado diversos cambios de branding con la finalidad de encontrar un lugar adecuado en esta industria de rápido crecimiento. Por otro lado, en el pasado, Benchmark hacía email marketing para las masas, un servicio fácil de usar que permitía a cualquiera mejorar su negocio y/o aventurarse con el marketing por correo electrónico. Hoy en día Benchmark sigue siendo fácil de usar, pero el giro de la plataforma ya  no es únicamente sobre email marketing y tampoco es para todos.

Benchmark se ha convertido en una plataforma para marketers que desean lograr compromiso de calidad con sus clientes. Es por esto que con equipos de apoyo locales a lo largo de 15 países, el objetivo de Benchmark es capacitar y empoderar a marketers de todo el mundo para que logren enganchar a sus clientes utilizando software intuitivo y estrategias prácticas.

Para poder lograr lo anterior, el año pasado fue una época de transición para Benchmark, pues nos encontrábamos refinando el enfoque y así mismo, entramos en una nueva identidad como empresa. Para que todo estuviera en armonía y lograr aceptar plenamente esta transición, creímos que era importante crear una nueva identidad visual que coincidiera con el nuevo enfoque encontrado.

Nuestro nuevo símbolo

Este es el nuevo logotipo de Benchmark. Es un símbolo que contiene todos los atributos que hacen que Benchmark sea la empresa que es. El objetivo de este cambio es la esperanza de que éste se convierta en el símbolo de nuestra comunidad también. Se pretende que a través de éste se represente el trabajo cotidiano con los marketers, ayudándoles así a transformar sus negocios mediante el logro de un compromiso real con los clientes.

Benchmark-Symbol

Si se observa de cerca el símbolo, se puede notar que éste se compone de tres diferentes anchuras de línea. Dos líneas comienzan en el extremo izquierdo del logotipo y crecen hacia el centro. Después de pasar por el centro, las líneas se transforman y luego continúan creciendo. Al final, creemos que esto es lo representa Benchmark para los marketers, un lugar para transformar sus negocios y poder crecer.

Un nuevo Benchmark

Despúes de haber evolucionado a una nueva identidad con nuevos atributos, Benchmark debía realizar algunos cambios. El primer cambio fue el tono de azul que se utilizaba originalmente. Inicialmente, el CEO, Curt Keller, eligió azul marino para transmitir una sensación de corporación seria y estándar. Por otro lado, estamos seguros que Benchmark sigue siendo tan corporativa como profesional, sin embargo, también tiene una cultura de empresa que es práctica y accesible. En un esfuerzo por reflejar la nueva identidad con mayor precisión, el equipo de diseño ajustó el azul original para adaptarse mejor a los nuevos atributos. Junto con el cambio de tonalidad de azul, la identidad de marca ahora incluirá un paleta de colores mucho más amplia. Debido a que Benchmark participa en eventos celebrados en todo el mundo durante todo el año, limitar el diseño de materiales de marketing en azul marino y verde ya no son precisos ni descriptivos para la empresa.

Con la adición de más colores, ahora Benchmark podrá ser descrita y percibida con más precisión como la empresa colorida y alegre que es.

El anuncio de este cambio es un emocionante nuevo capítulo para Benchmark y sus usuarios. Esta no era una empresa pequeña y por lo mismo, el corazón de la empresa se tejió a través de la tela de la nueva marca. Así mismo, Benchmark está ansiosa por usar esta nueva identidad para continuar creando una comunidad de marketers y así, seguir ayudándoles a alcanzar sus metas.

Manténte atento a nuestras próximas entradas de blog, pues éstas darán una perspectiva a profundidad sobre el rediseño del branding, así como del proceso de diseño.