Hoy en mi hora de almuerzo estaba viendo un video en Funny or Die que un amigo me había enviado. Luego, pasé algún tiempo hojeando el sitio hasta que una caja de luz apareció preguntando si me gustaría inscribirme en su boletín de noticias. En primer lugar, esta es una táctica excelente para el crecimiento de su base de suscriptores. Es probable que, si alguien está gastando el tiempo navegando por su sitio web, es posible que quieran recibir su boletín por email también. En segundo lugar, no sólo me inscribo casi siempre a todos los boletines ahora que trabajo para una compañía de email marketing, yo en particular soy un fan de Funny or Die. Obviamente me inscribí.

De inmediato recibí su mensaje de bienvenida. Esto fue bueno, porque a veces la gente se le olvida registrarse al boletín informativo. Puedo ser un poco psicodélico, a veces, pero aún no podía olvidar que me acabo de inscribir para su boletín de noticias.

El Mensaje de Bienvenida estaba bien diseñado y tenía un gran contenido. Una gran pancarta, colorida me dio la bienvenida. Tuve que reírme cuando vi el mensaje, titulado en grandes letras negras que decía: MENSAJE DE BIENVENIDA. Supongo que nunca puede ser demasiado obvio. El mensaje también me dijo que esperara el boletín cada semana, sin importar las condiciones climáticas.

A medida que seguí bajando, me encontré con los otros lugares que podría conectar con Funny or Die en la web. Esto incluye mi propia cuenta de Fod, Twitter, Facebook y Móvil. Debajo de eso estaban algunos de los clásicos vídeos Funny or Die en caso de que yo me hubiera perdido alguno. Eso es una cosa muy buena para incluir en cualquier mensaje de bienvenida. Un poco de “esto es lo que otros han disfrutado y esperamos que también usted lo haga.”

Eso es todo. Simple, al punto, y el color suficiente y el diseño para hacerlo más interesante. A veces la gente piensa de más las cosas. Funny or Die nos dio un gran ejemplo que al ser breve y fresco puede ser igual de eficaz, y no más.