El email marketing ha recorrido un largo camino en los últimos años.

De hecho, en el pasado, seguro te asociaban con spammers con solo mencionar las palabras “email marketing” y de esto, no hace mucho tiempo.

La reputación del email marketing se ha ganado, en parte, por el impresionante retorno de inversión que ofrece.

Por otro lado, es debido a que los buenos marketers se han vuelto más inteligentes. Han aprendido las mejores prácticas y las han puesto en práctica.

Los marketers han comenzado a aprender y aceptar que es la calidad y no el tamaño de su lista lo que cuenta.

Así mismo, la salud de tu lista es imprescindible para tener éxito en el email marketing.

Además de enviar emails únicamente a las personas que quieren saber de ti, existen otros peligros que pueden hacer tu lista vieja, obsoleta y/o inactiva.

Adicionalmente, además de aumentar las tasas de rebote de los suscriptores no comprometidos, puedes sufrir un destino mucho peor al estar en una lista negra.

La lista negra

Una lista negra es una lista virtual de remitentes de correo electrónico que han sido considerados y etiquetados como emisores de correo no deseado.

Los creadores de estas listas son organizaciones que están comprometidas con la lucha contra el spam en internet. De hecho, organizaciones como Spamhaus son ampliamente consideradas como líderes en la lucha contra el spam.

Los proveedores de servicios también tienen su propia lista negra, sin embargo los proveedores de servicios también pueden suscribirse a Spamhaus para bloquear aún más spammers.

La forma más común de ingresar a una lista negra es no limpiar tu lista, no eliminar los emails que han solicitado la anulación de suscripción o recibir constantemente quejas de spam.

Esto inicia una batalla que es complicada de ganar.

Si te encuentras en una lista negra, es probable que recibas una llamada muy estricta de tu ESP requiriendo que tomes medidas y resuelvas el problema.

Pasos a seguir si estás en una lista negra

Lo primero que tendrás que averiguar es en qué lista negra te encuentras.

Spamhaus publica una lista ampliamente utilizada, sin embargo también hay otras más.

Puedes verificar en qué lista negra se encuentra tu dirección IP usando herramientas como MXtoolbox o MultiRBL. Estas herramientas verificarán las listas negras y del mismo modo, te informarán en cuáles te encuentras.

Una vez que hayas encontrado la lista en la que te encuentras podrás solicitar la exclusión de la misma.

Tendrás que visitar el sitio web de la organización (si es que tienen uno) y encontrar dónde toman las solicitudes de exclusión.

En ocasiones, la organización solo solicita una dirección IP. Por su parte, otras podrían solicitar más información como el nombre de la empresa y el motivo de la solicitud. La información adicional podría incluir las direcciones URL donde tus suscriptores pueden suscribirse y posiblemente, algunos ejemplos de los tipos de emails que envías.

El siguiente paso es el favorito de nadie: el juego de la espera

La organización revisará tu solicitud y tomará las medidas que considere apropiadas. Si has recopilado correctamente los correos electrónicos en tu lista y estás practicando la etiqueta de correo electrónico adecuada, estarás bien y serás eliminado de la lista negra.

Si tu nombre de dominio o dirección IP está en la lista negra en cualquier ISP, debes enviarles una solicitud para que seas eliminado de su lista negra.

Estos son los pasos básicos que deberás seguir para el procedimiento de exclusión/ eliminación de listas en el ISP en cuestión:

  1. Deberás seguir los enlaces URL y solicitar la inclusión/exclusión de listas mediante su formulario en línea. Y/o:
  2. Deberás enviar un email  a la dirección de correo electrónico mencionada.

Listas de ISP’s:

Comcast:

  • Llena el formulario en línea y envíalo.

Cox:

  • En la página, busca la lista de códigos de error para que coincida con el que recibiste cuando caíste en la lista negra. Haz clic en la URL sugerida para llegar al formulario en línea adecuado. Luego envíalo.

EarthLink:

  • Envía un email a: blockedbyearthlink@abuse.earthlink.net
  • Utiliza la línea de asunto <Blocked ‘insert your email server’s IP’> (ejemplo: Blocked 255.255.255.2555)

Más detalles en las siguientes páginas:

http://earthlink.net/block

http://support.earthlink.net/articles/email/email-blocked-by-earthlink.php

Gmail:

Hotmail:

AT&T/SBC Global/Bellsouth:

Juno/NetZero/Bluelight (United Online):

Roadrunner/Adelphia:

USA.NET:

Verizon:

Yahoo:

Mail.ru:

  • Sigue esta URL para la herramienta de la página traductora de Google: http://translate.google.com
  • Marca “Translate from Russian” y “Translate to English”
  • Ingresa este enlace en el formulario: mail.ru/notspam/ Luego pulsa Enter o Regresar.
  • Lee y sigue las instrucciones de la página que acabas de traducir.

AOL.com:

  • Si has sido incluido en la lista negra, visita el Postmaster de AOL
  • Deberás abrir una solicitud de soporte de postmaster para moverte a la lista blanca de AOL
  • (*La lista blanca de AOL está diseñada para remitentes de envíos masivos basados en permisos. Ten en cuenta que si estás actualmente en su lista negra, es posible que hayas hecho algo para violar sus pautas técnicas o buen manejo de las prácticas)
  • También puedes solicitar tu estado en la lista blanca de manera inmediata.

Lista de Listas Negras [RBL/DNSBL]:

Lashback:

BarracudaCentral:

Spamhaus:

Surbl:

Invaluement.com:

DNSBL Manitu:

  • Sigue esta URL para saber si tu IP está en lista negra: http://www.dnsbl.manitu.net/
  • Llena el formulario en línea y envíalo.
  • También puedes enviar un correo al enlace que se provee.

Uribl:

Hostkarma blacklist:

Spamcop:

Es mejor evitar ser incluido en una lista negra

Hay cosas que pueden prevenir una pesadilla y posiblemente días de no tener correos electrónicos.

Mantén tu(s) lista(s) limpia(s), respeta las solicitudes de cancelación de suscripción y utiliza la opción de doble opt-in.

Incluso puedes verificar tu lista para eliminar las malas direcciones desactualizadas en la misma.

Lo mejor es encontrar una rutina de higiene en tus listas que tenga sentido para ti. Podría ser una vez por trimestre, mensual o incluso antes de cada campaña que tengas pensado enviar.

Presta mucha atención a quién y quién no está abriendo tus emails. Elimina a los que consistentemente no lo hacen. Esto ayudará a evitar a que golpees trampas de spam u otros pasos en falso que te llevarán a una lista negra.