¿No sería estupendo que los clientes pudieran promocionar contenido de tu empresa ahorrándote trabajo? Pues bien, pueden hacerlo a través del email marketing , siempre y cuando se pongan en marcha los estímulos adecuados.

Aunque muchos profesionales del marketing se centran en el número de clics que generan las campañas de email marketing a su sitio web, incitar a los suscriptores de una lista de correo a promocionar contenido con otras personas que puedan estar interesadas, es una excelente manera de llegar a nuevos clientes. Además de abrir la puerta a personas que quizá ni siquiera conozcan tu marca, una recomendación de un compañero tiene mucho peso para impulsar la autoridad de la marca desde el principio. Eso puede significar más clientes comprometidos con tu marca y dar un impulso a tu lista de email marketing.

El primer paso para conseguir que tus clientes compartan tu contenido a través de tus campañas de email marketing es crear un gran contenido. Si creas contenido que realmente es importante para tus clientes, vas a tener más personas que vean el valor y quieran compartir ese valor con otros. Sin embargo, un contenido excelente no es suficiente. Sigue leyendo para conocer algunos consejos útiles para inspirar a tus destinatarios de e-mail a promocionar contenido

Promocionar contenido

Todo es cuestión de la CTA

Una fuerte llamada a la acción puede marcar la diferencia cuando se trata de conseguir que los clientes promocionen tu contenido. Las llamadas a la acción consisten en inspirar a los lectores a hacer algo específico, ya sea solicitar una demostración, visitar páginas de destino o, en este caso, compartir el contenido con otra persona.

Si ya estás dirigiendo tus campañas de email marketing a un segmento determinado y específico de clientes  (y si no lo estás, deberías hacerlo), entonces la mitad del trabajo ya está hecho. Segmentar tus campañas de email marketing significa que sabes que la información que reciben tus destinatarios es valiosa para ellos, lo que hace que sea más compartida desde el principio.

En cuanto a los  CTA en sí, es importante optimizarla para atraer la atención de los lectores e incitar a la acción que buscas. Aquí tienes tres puntos para empezar:

Crea un botón

Un botón destaca en la página mucho más que un simple enlace. Estos botones tienen un propósito: incitar a hacer clic. Deben ser audaces, obvios y muy claros en su directiva. En el caso de una llamada a la acción orientada a compartir, deben enlazar con una página o un mensaje dirigido exclusivamente a los clientes que no están inscritos en tus campañas de email marketing

Ser claro en el lenguaje

La llamada a la acción debe ser lo más clara posible, lo que incluye el uso de una palabra de acción para decir a tus destinatarios exactamente lo que hace el botón.

“Compartir este libro electrónico”, “Enviar por correo electrónico a un amigo” o “Enviar a un compañero de trabajo” son CTA directas y concisas que no pueden ser más claras en cuanto a lo que se pide.

Presta atención al diseño

El diseño y el contenido de tus campañas de email marketing son igualmente importantes. Parte de la garantía de que tu botón CTA se destaca, es la optimización de las características de diseño. ¿El color destaca en la página? ¿Se puede leer el texto sobre el fondo? Las pequeñas características de diseño pueden tener un gran impacto en el hecho de que tu botón se registre cuando alguien escanea la página, así que haz lo posible para que destaque.

¿Qué tipo de correos electrónicos debería animar a sus clientes a compartir?

La mayoría de las campañas de email marketing pueden justificar una CTA dirigida a compartir, incluyendo:

  • Boletines electrónicos
  • Correos electrónicos que se envían una vez que alguien descarga un activo
  • Campañas de goteo
  • Campañas publicitarias
  • Anuncios de nuevos contenidos
  • Invitaciones a seminarios web

Básicamente, cualquier correo electrónico que no sea transaccional o totalmente personal para un subconjunto minúsculo de clientes puede beneficiarse de un botón de “compartir”.

Es una buena regla general incluir un botón de “compartir” en tus correos electrónicos, incluso si ya tienes otra llamada a la acción en la página. Sin embargo, decide a cuál quieres dirigir la mayor atención, ya que tiende a ser más valioso destacar una CTA, al menos en lo que respecta a la mejora de las conversiones.

También es importante hacer un seguimiento del enlace en el botón de CTA para medir el éxito que tienes en conseguir promocionar contenido por parte de tus. Si la llamada a la acción no está funcionando como esperabas, haz un ajuste y vuelve a evaluarlo después. Esto podría significar cambiar el lenguaje de la CTA, el diseño, el formato o la ubicación en la página, ¡o todas estas cosas! Sabrás que has encontrado el punto óptimo cuando tu lista de contactos empiece a crecer gracias a los contenidos compartidos.

Hacer que los clientes compartan tu contenido es una forma de proporcionar a los nuevos clientes una “prueba social” de que lo que ofreces es algo que necesitan. A partir de ahí, puedes hacer tu magia de marketing para llevarlos aún más abajo en el embudo.