Todos sabemos que una estrategia de email marketing eficaz se reduce finalmente a su contenido. El marketing de contenido impulsa directamente tu estrategia de correo electrónico, por lo que mucho depende si creas contenido efectivamente o no. Por esto y muchas razones más, te recomiendo de entrada dedicar tiempo para crear una buena estrategia de contenido.

Otro aspecto a mencionar es que tener una estrategia de contenido mantendrá a tu equipo alineado y te ayudará a ver el panorama general y así crear contenido que sirva para una variedad de propósitos. Cuando se trata de marketing digital, el contenido estimula la generación de clientes potenciales, educa a los prospectos para que se muevan por el embudo y otorga más autoridad a tu marca. Como plus, también cuesta un 62% menos que el marketing tradicional.

Una estrategia de contenido verdaderamente bien pensada, va a garantizar que puedas centrar tus recursos en contenido de calidad y respalda tus objetivos más importantes. Además está prácticamente garantizado que obtendrás mejores resultados.

A continuación, te indicamos cómo puedes comenzar con tu estrategia de contenido ahorita mismo.

1. Establece tu “por qué”

Tus objetivos de contenido sirven también como base de tu estrategia general de modo que debes tener una idea bien clara de lo que estás tratando de lograr. Sin excepción alguna, debes incluir también cómo es que  encaja en tus objetivos de marketing digital más amplios.

Ya sabemos que todas las iniciativas de marketing están orientadas a aumentar las ventas y el conocimiento de la marca, pero tienes que profundizar un poco más.

¿Qué comportamientos estás tratando de influir específicamente con tu contenido?

¿Estás intentando atraer más tráfico orgánico a tu sitio?

¿Aumentar tu lista de contactos de correo electrónico?

¿Entregar clientes potenciales más calificados a tu equipo de ventas? ¿Todo lo anterior?

Independientemente de lo que estés tratando de lograr con tu contenido, establecerlo desde el principio ayuda a diseñar una estrategia orientada a lograrlo.

2. Establece tu “cómo”

Ahora que sabes lo que quieres que logre tu contenido, ¿cómo piensas hacerlo realidad? Más allá de la generación de temas a comunicar, este paso consiste en designar roles y responsabilidades y crear un proceso que mantenga las ruedas girando y funcionando.

El equipo de tus sueños de marketing de contenido debería tener idealmente un director de proyecto, un escritor/editor, un diseñador y un estratega. Si estás operando una pequeña empresa y no tienes el personal para desarrollarte, asigna un gerente de proyecto y un estratega interno, ya que puede ser la misma persona, siempre y cuando dé el ancho. Contrata a un escritor y diseñador independiente para completar el equipo y cubrir las demás necesidades. Creeme, vale la pena pagar por el contenido original de alta calidad. Es, de hecho, una necesidad para que tu estrategia de contenido tenga éxito.

El siguiente paso es dibujar un proceso que funcione para tu equipo. Determina tu canal de creación de contenido ideal, teniendo en cuenta que, en aras de la eficiencia, lo más simple suele ser mejor. Al final, puede observarse algo como el siguiente diagrama:

Ideación / Lluvia de ideas e investigación SEO → Redacción → Edición → Aprobación → Publicación → Distribución

Es posible que este proceso no siempre sea lineal. Por ejemplo, probablemente quieras hacer una lluvia de ideas masiva e investigación de SEO desde el principio y pensar un mes de necesidades de contenido al mismo tiempo. Luego, puedes ponerte a trabajar en la programación de cuándo se escribirá, publicaría, etc.

3. Establece tu “qué”

Por último, debes averiguar qué herramientas necesitarás para llevar a cabo esta estrategia. Dichas herramientas dependerá de tu presupuesto y alcance y podrían incluir una combinación de plataformas pagadas y gratuitas. Estas herramientas deben incluir:

  • Un calendario editorial para mantenerte encaminado
  • Una herramienta de búsqueda de palabras clave/SEO para ayudarte a generar temas.
  • Un calendario de redes sociales para que puedas priorizar la distribución
  • Software de automatización de marketing para ayudarte a usar el contenido que creas en tus campañas de nutrición y orientar tu contenido a los destinatarios adecuados.
  • Una plataforma de análisis para rastrear y medir el rendimiento del contenido.

En esta última etapa, también debes describir tus métricas. Regresa a los objetivos que estableciste al comienzo de tu estrategia de contenido y determina exactamente a lo que debes dar seguimiento para medir el éxito. Dependiendo de tus objetivos, esto podría incluir números de participación en el blog, métricas de email marketing, métricas de redes sociales, métricas de inbound marketing y/o métricas de ventas.

Poniéndolo todo junto

Ahora que ya tienes los escalones de tu estrategia de contenido en su lugar, es hora de actuar. Ten en cuenta que una gran estrategia de contenido no es estática. Tu estrategia cambiará (¡y debería!) cambiar con el tiempo, ya que está relacionada con objetivos específicos. A medida que midas el rendimiento, modifica tu estrategia para alinear con las áreas que necesitan más trabajo. También debes planificar una revisión de tu estrategia en su totalidad cada seis meses aproximadamente para asegurarte de que cumple con precisión tus necesidades.

No lo olvides, no puedes ni debes subestimar la importancia del contenido para tu marca. Utiliza tu estrategia para guiar el camino y comprométete a hacer tu mejor esfuerzo. Crea contenido original y de buena calidad y por el resto, ni te preocupes, pues se acomodará automáticamente en su lugar.