Si usted ya ha construido un departamento de marketing sólido o está planeando crear uno, tienen que que tomar en cuenta los 3 hábitos básicos de cualquier equipo ganador. Esos hábitos no tienen nada que ver con la productividad o eficiencia; más bien es sobre tener un sentido innato de la curiosidad, que es la fuerza motriz de toda búsqueda creativa. Estos hábitos son acerca de cómo los miembros del equipo interactúan, cómo responden a nuevos estímulos, y qué tipo de mentalidad tienen. Si cada miembro de su equipo tiene estos hábitos o mejor aún, si está en la disposición de ejecutarlos, le garantizo que tiene un equipo de marketing que no puede fracasar.  Sin embargo, si estos hábitos son ajenos a usted, puede que quiera considerar que está en su equipo.

1. Curiosidad

No es casualidad que la curiosidad sea la número uno en esta lista. Si usted no es habitualmente curioso, entonces no hay manera posible que sea una persona creativa. La curiosidad y la creatividad van de la mano. Un artículo de Fast Company por Faisal Hoque titulado “Cómo la Curiosidad Cultiva la Creatividad”, Faisal comparte “si una idea es la semilla de la estrategia, la experiencia es la semilla de una idea.”

Esto significa que para que tengamos una idea, tenemos que tener primero un poco de experiencia. Si usted no es una persona naturalmente curiosa, es probable que busque entretenerse con nuevas experiencias, pensamiento o forma. La persona que no es creativa no tiene imaginación y no hay suficientes depósitos en experimentaciones lúdicas para avanzar con las ideas necesarias y prosperar en este mercado.

Así que,  ¿qué significa la curiosidad en el lugar de trabajo? Significa que usted es tradicionalmente curioso (curioso acerca de su industria), pero también tiene una curiosidad fuera de su industria.  Usted es una persona naturalmente inquisitiva, se pregunta acerca de cómo funcionan las cosas, conecta puntos, y piensa en nuevas maneras de hacer las cosas, no importando lo tonto o poco profundo que resulte. En sus miles de pensamientos exploratorios diarios, por lo general hay una semilla de genio que espera para ser cultivada. Pero la creatividad por sí sola no es suficiente. Para cultivar esa semilla, usted necesita de la motivación.

2. Motivación

Este segundo hábito, existe sólo en un clima en el que la curiosidad le precede, es un hábito importante que toda persona debe tener y más es alguien encargado de dar grandes ideas. Sin motivación, no se puede tener éxito en ninguna tarea. Sino hay fuerza impulsora para avanzar a través de retos y conflictos. Y sin motivación, no podría reclamar el siguiente hábito.

3. Colaboración

Un equipo de marketing creativo tendrá una gran sinergia de colaboración. Sin embargo, ¿qué significa realmente la colaboración  o que debería significar? Aquí no estoy hablando de los miembros del equipo que pueden tener un sesión de ideas grandiosas, o que pueden funcionar lo suficientemente bien como partes de un todo en un proyecto. Ese tipo de colaboración es básica. Es primitiva, de hecho, en el marketing los departamentos de marketing reales necesitan algo más que sólo ser capaces de trabajar juntos. Tienen que ser capaces de jugar juntos.

La persona lúdica favorece el intercambio de ideas y de información sin necesidad de ninguna intención hacia una meta. Claro, los miembros del equipo pueden hacer esto cuando tienen una tarea de un proyecto, pero ¿lo están haciendo fuera del alcance de una sesión? Un equipo de vendedores mutuamente curiosos, por naturaleza, participan en la alegría de la colaboración, incluso cuando no hay trabajo por hacer simplemente porque esa es su naturaleza.

También tendrán una red fuerte. Volviendo a la curiosidad y a la “semilla de la experiencia”, naturalmente los vendedores con estos tres hábitos tendrán una red fuerte con experiencia. Naturalmente la gente lúdica y de colaboración con frecuencia tienen antenas que van en todas las direcciones, en busca de nuevos estímulos, nuevas fuentes de ideas, una nueva inspiración y nuevas piscinas para aprovechar. Estas personas van a estar explorando esas piscinas, jugando con las ideas, y luego las ejecutan cuando es el momento de trabajar. La alegría de la colaboración es un estado natural de la mente y lo puede reconocer durante un proceso de entrevistas. En una conversación no lineal con un nuevo empleado potencial.

Para vincular la creatividad con la función, los miembros del equipo también deben tener un espíritu emprendedor. Sin embargo, esto no puede considerarse como un hábito tanto como lo es una disposición. En pocas palabras, un equipo emprendedor está para crear nuevos modelos, desarrollar estrategias y estar dispuestos a arriesgarse en invertir en una idea. También significa que a diferencia de los estereotipos asociados a las mentes creativas, las que ponen de relieve una personalidad romántica son percibidas como que no lograran cumplir el objetivo, una mente empresarial siempre tendrá una gran imagen en la mente.  Ellos entienden que la creatividad es una herramienta y el juego es una forma de mantener esa herramienta afilada.

Continúe leyendo los blogs de negocios de email marketing para más consejos.